Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

El Gobierno nacional insiste en convocar opositores para resolver la tensión política

El Gobierno nacional insiste en poner en debate «los discursos del odio» y llegar a un entendimiento con la oposición.





banner

El Gobierno nacional insiste en poner en debate «los discursos del odio» y llegar a un entendimiento con la oposición. En el Poder Ejecutivo se mostraron preocupados por el nivel de violencia que hay en el país. El intento de asesinato a Cristina Kirchner marcó un antes y un después en la coalición gobernante. Para bajar los decibeles, el Gobierno busca consensos opositores.

Es por eso que Wado de Pedro pidió que se baje el tono las disidencias y para llegar a un acuerdo aseguró que necesita de todas las fuerzas políticas. «Debemos recuperar la racionalidad, bajar un cambio y ponernos hablar sobre qué tipo de convivencia democrática queremos en nuestro país«, declaró el funcionario alineado al kirchnerismo.

«No vengo a señalar con el dedo a nadie. Vengo a proponer con humildad un debate necesario para reencauzar la convivencia democrática», sumó a su visión dialoguista. El ataque a Cristina Kirchner, para el ministro, «marcó un punto de inflexión». También puso a su partido como víctima de la violencia a lo largo del tiempo: «No podemos permitir que el peronismo siga poniendo las victimas en la historia de argentina», reclamó según NA.

El ministro del Interior sumó a referentes internacionales como ejemplos para graficar con precisión los niveles de violencia que hay en la sociedad: «El mundo está atento a estos debates. En los últimos tres meses el Papa Francisco, el Secretario de la ONU y Biden plantearon la necesidad de frenar el avance de la violencia y la intolerancia«, finalizò.

Cuanta NA que confirmaron contactos informales desde Casa Rosada a dirigentes opositores. En el Gobierno quieren lograr una convocatoria que, al momento, parece autenticamente una proeza. En Juntos por el Cambio se sintieron atacados por el Presidente y mucho de sus dirigentes quieren escuchar disculpas públicas para luego iniciar conversaciones.