Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Jujuy

POLÍTICA

El nepotismo de Gerardo Morales hace que los dirigentes radicales se vayan con Javier Milei

Dos dirigentes del conurbano huyeron de la UCR antes que el mandatario jujeño visitara sus distritos en la gira como precandidato presidencial.



Gerardo Morales visitó Europa y Estados Unidos, pero sigue con la vista puesta en las elecciones presidenciales del año próximo. Por eso inició una gira por todos los comités radicales del país. Sin embargo, parece que sus correligionarios se apuran a huir de la UCR antes de la visita del mandatario jujeño. Así fue como en una semana dos dirigentes de peso del interior bonaerense dejaron las filas de la Unión Cívica Radical, para unirse a Javier Milei.

Carlos Giuliani le soltó la mano a Gerardo Morales

Uno de ellos fue el presidente del Comité de Esteban Echeverría, Carlos Guiliani. El dirigente criticó el nepotismo imperante en el partido de Alem e Yrigoyen. Justamente, una de las críticas más recurrentes contra el precandidato a presidente. “¿Tan mareados estamos, nos damos cuenta de que si no son ellos mismos los candidatos, es un hermano, esposa, u otro familiar?, señaló el ahora militante de Milei. 

En un duro comunicado, Giuliani se quejó de «la falta de alternancia» y que «siempre son los mismos». En tanto, profundizó sus críticas con la UCR. «Me encontré con un espacio en el cual solo se piensa en los cargos a ocupar, que el acomodo gana por sobre las capacidades, y que dos o tres personas elegían a dedo los cargos a ocupar, como candidatos a concejal, intendente o consejero escolar», disparó en lo que pareció ser una crítica directa contra el Gobernador de Jujuy.

«Me sumo al equipo de Javier Milei porque este es el momento de darle la oportunidad a una persona que no está contaminada como toda la casta política. Javier Milei nunca vivió del Estado, sino que vive de su trabajo como economista; dando conferencias o asesorando a empresas. Él no quiere aferrarse ni atornillarse a un cargo como muchos diputados, senadores, intendentes, gremialistas que están hace treinta años viviendo de un cargo político y que nunca han trabajado de otra cosa», sostuvo.

«Por eso estoy seguro de que Javier Milei es la última oportunidad que tenemos de cambiar todo esto. La vieja casta política que nos llevó a este extremo de pobreza, es hora de que le deje su lugar a gente nueva, con nuevas ideas, con la intención de honrar al pueblo que lo eligió a través del sufragio. Me sumo a Javier Milei para que las candidaturas no sean a dedo en una oficina con tres personas, para que se cambie el modo de gobernar y que sea sin robar», concluyó.

Lorena Ramos, otra arrepentida del espacio de Morales

Pero el presidente del comité de Esteban Echeverría no fue el único que se fue a las filas del economista. La vicepresidenta del comité radical de La Matanza, Lorena Ramos también saltó el cerco. «Tomé la decisión porque vi todas las mezquindades humanas que existen en la UCR y en Juntos. Yo creo en la política como una herramienta para cambiar las cosas. Mi intención fue contribuir a la construcción de una oposición real y fuerte, pero no se puede con tanto egoísmo y mezquindad», lanzó.

Además, señaló que lo único que ve, actualmente, es «que la oposición solo saca fotos de las cosas que no hace el oficialismo». Señaló que aún no se ha hecho propuestas fuertes desde las fuerzas opositoras. «Yo sigo militando en el radicalismo y con mi grupo decidimos apoyar al espacio de Javier Milei, de cara a 2023», dijo, en referencia al economista que hace un año enumeró una veintena de parientes de Gerardo Morales que ocupaban cargos en el gobierno y en el bloque radical.