Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Gerardo Morales

POLÍTICA

El robo de una plaza develó un sistema de aprietes de Gerardo Morales a intendentes opositores

Un intendente, acusado de una insólita usurpación, prendió el ventilador y reveló cómo el Gobernador disciplina a los jefes comunales opositores.

<


(Por Matilde Serra).- La provincia de Jujuy, donde gobierna Gerardo Morales, da para todo, inclusive para que un intendente se robe una plaza y hacer el jardín en su casa. Sí así como usted lo está leyendo, hay cosas que solo ocurren en el extremo boreal del país. Esta grave acusación contra el titular del Ejecutivo Municipal de Perico, una ciudad ubicada a 40 kilómetros de la capital jujeña, develó un sistema de aprietes por parte del mandatario provincial contra jefes comunales opositores.

Vamos al principio de esta historia. Luciano Demarco gobierna la ciudad de Perico desde el 2019. Hace una semana dos concejales de este pueblo denunciaron que el intendente se robó una plaza. Esta quedaba frente a su domicilio y la usó para hacer el jardín de su casa. Además, presentaron pruebas, entre ellas, los registros catastrales que demostraban que la plaza del barrio había sido anexada al domicilio del jefe comunal.

El titular del municipio no tuvo otra opción que reconocer que se había robado una plaza de su ciudad. Lejos de ofrecer devolverla al pueblo, ensayó algunas insólitas excusas. Entre ellas, se destacan que cuando se mudó la plaza estaba descuidada, por lo que pidió permiso para sembrar árboles y cortar el pasto, sin explicar por qué la alambró. Cuando le preguntaron el porqué de la decisión de anexarla a su domicilio dijo que fue para evitar escraches, una locura por donde lo mires o lo escuches.

El mecanismo de aprietas de Gerardo Morales

Pero la defensa del intendente no se detuvo con sus insólitas disculpas. Además, develó un mecanismo de aprietes del gobernador Gerardo Morales a los intendentes de la oposición. “Le digo al Gobierno provincial que deje de ahogarnos financieramente como lo vienen haciendo, nos debe 10 millones (de pesos) por mes. Es el cálculo que hacemos. No nos pasa la plata que corresponde, por alguna razón el Gobernador no saca la ley de coparticipación para seguir sometiendo a los intendentes, subordinando a cada jefe comunal a sus intereses. Hasta admito que uno ha buscado llevarse bien, de tratar de establecer relaciones, pero llega un momento que todo tiene un límite y hay que plantarse”, dijo Demarco para defenderse de las acusaciones.

“Yo veo con preocupación  -agregó- que se hagan excepciones en la Justicia, que se pongan candidatos que no les corresponde ser candidatos, eso no está bien. No me parece que el maneje de la política en la provincia tenga que ser así. Obviamente, esto está muy ocultado, nadie habla del tema, hay mucho miedo. Si hay que enfrentarse al Gobierno provincial por defender Finca El Pongo, habrá que enfrentarse, porque exigimos que el municipio tenga una ley de coparticipación para que no dependa de la provincia mes a mes con respecto al pago de sueldo. Bueno, estaremos enfrentados”.

“Yo no lo veo al Gobernador en Lanús, en Chascomús, mañana en Francia, ¿quién paga todo eso? La gestión de Estado es una cosa, otra cosa es hacer campaña política con recursos del Estado y usar el avión de la provincia, por ejemplo. Si vos querés hacer campaña sacate el ticket de Aerolíneas Argentinas o si querés pagar menos de Flybondi o JetSmart y hacé campaña donde quieras, pero no con el avión de la provincia que representa un gasto enorme a todos los jujeños”, concluyó el intendente, haciendo referencia a la campaña nacional que lleva adelante Gerardo Morales.