Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
bitcoin

MUNDO

El Salvador: ¿hubo cambios en la economía a un año de la adopción del bitcoin como moneda legal?

Cuando el país adoptó la criptomoneda como moneda de curso legal el 7 de septiembre de 2021, su precio rondaba los 47.000 dólares.

<

Un año después de que El Salvador adoptara el bitcoin como moneda de curso legal, el área donde se suponía que se construiría la primera ciudad de criptomonedas del mundo -una metrópolis circular alimentada por un volcán- sigue siendo una jungla densa.

El presidente Nayib Bukele había prometido que «Bitcoin City» sería un paraíso fiscal para criptoinversionistas y mineros equipado con un aeropuerto, áreas residenciales y comerciales, y una plaza central diseñada para parecerse a un símbolo de bitcoin desde el cielo. «Invierta aquí y gane todo el dinero que quiera», expresó frente a cientos de entusiastas de bitcoin en noviembre de 2021.

Pero en una visita reciente al área a la sombra del volcán Conchagua en el este del país, Reuters no encontró maquinaria pesada, trabajadores de la construcción o materias primas que indiquen algún progreso hacia la construcción de este gran símbolo de bitcoin. Para muchos, se ha convertido, en cambio, en un símbolo de locura ya que el bitcoin se ha estrellado.

Una parte importante del problema es que la caída del valor de bitcoin y otras criptomonedas ha alienado a los inversores. Cuando El Salvador adoptó el bitcoin como moneda de curso legal el 7 de septiembre de 2021, la criptomoneda rondaba los 47.000 dólares. Un año después, vale menos de la mitad y el martes se cotizaba a alrededor de 19.770, informó Reuters.

Riesgo financiero

El gobierno de Bukele se negó a comentar para esta historia, pero ha defendido la duplicación de bitcoin -incluida la adquisición de 2.381 bitcoins- asegurando que es un plan a largo plazo. Además dijo que su política de bitcoin atrajo inversiones, redujo las comisiones bancarias a cero, aumentó el turismo y promovió la inclusión financiera.

Pero la caída de los precios ha elevado el riesgo financiero de El Salvador, complicando su búsqueda de fondos para pagar 1.600 millones de dólares de bonos soberanos con vencimiento en 2023 y 2025. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pedido a El Salvador que revierta el estatus de bitcoin como moneda de curso legal citando preocupaciones financieras, económicas y legales; complicando un trato con el prestamista.

El uso de la criptomoneda tampoco se ha popularizado. Ni la presidencia ni el ministerio de Hacienda quisieron compartir cifras sobre el uso de bitcoin a través de la billetera digital de bitcoin Chivo del gobierno. Según la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER), solo el 20% de los salvadoreños que descargaron esta aplicación.

El gobierno también ha alentado a los salvadoreños que trabajan en el extranjero a enviar dinero a casa a través de esta billetera virtual, u otras privadas, sin cobrar comisiones. Conocidas como remesas, esas transferencias desde el exterior representan el 26% del PIB del país centroamericano, uno de los porcentajes más altos del mundo.

Pero según estadísticas del banco central, entre septiembre de 2021 y junio de 2022, el país recibió cerca de 6.400 millones de dólares en remesas y menos del 2% fue transferido por billeteras digitales de criptomonedas. «No nos beneficia en nada a los pobres», lamentó el pescador y agricultor José Flores, de 48 años, quien vive en Conchagua desde hace más de tres décadas.