Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ernesto Tenembaum

ESPECTÁCULO

Ernesto Tenembaum: «Las empresas de neumáticos están siendo un poquito avaras»

Según Tenembaum, las compañías en pugna deberían resignar un excedente de ganancias para mejorar el sueldo de los empleados.

Ernesto Tenembaum, periodista y conductor de radio, manifestó que las empresas de neumáticos Bridgestone, Fate y Pirelli están siendo avaras porque cualquier cubierta que venden en el mercado vale más que el salario mínimo promedio de la sociedad argentina. Por otro lado, Tenembaum dijo que el kirchnerismo está detrás de las tomas de alguno de los colegios de la Ciudad de Buenos Aires.

«Los trabajadores de neumáticos ganan, en promedio, entre $140.000 y $150.000 por mes en mano y esto lo confirmó el gremio y la patronal. Las empresas de neumáticos están siendo un poquito avaras en las formas en que comparten ganancias o en la manera en que le pagan a sus trabajadores», comentó Tenembaum en radio Con Vos.

«La relación entre el salario mínimo de la sociedad y la cubierta en la Argentina es favorable a los empresarios, por lo tanto, las empresas de neumáticos tienen un margen para dar un poquito más de salario. En este contexto aparece Sergio Massa que se puso claramente del lado de la posición empresarial», remarcó el exeditor de Página 12.

«El Partido Obrero empieza a ser un actor importante por las protestas en las empresas de neumáticos y otra por la toma en la 9 de Julio, donde Eduardo Belliboni también pertenece a este partido», señaló el exconductor de Palabras más, palabras menos. Luego, cambió el eje de la editorial hacia temas relacionados con otra agenda informativa.

«A mi no me gustan las tomas de colegios… en todo caso uno lo puede ver como una experiencia juvenil de protesta que dura 2 o 3 días, pero no me gusta como señal de un sistema educativo que me parece que no funciona. Creo que en las tomas hay una evidente mano política porque el kirchnerismo está detrás. La primera toma fue de La Cámpora. Mucha gente está podrida de las tomas», concluyó.