Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Jonatan Viale

ESPECTÁCULO

Jonatan Viale volvió a cargar contra el kirchnerismo: «Ama la monarquía»

«El matrimonio Kirchner formó una dinastía en su provincia, Santa Cruz», aseguró Jonatan Viale.

Jonatan Viale volvió a cargar contra el kirchnerismo al analizar las maniobras políticas de Cristina Kirchner y de sus dirigentes. Lejos de considerar el sistema que impulsan como una democracia, el politólogo definió al oficialismo como una monarquía, por su «afan de eternización» en el poder y por odiar la división de poderes.

El máximo ejemplo de ello, según asentó en su columna editorial de Radio Rivadavia, es la «dinastía» que forjó el matrimonio Kirchner en la provincia de Santa Cruz. En la jurisdicción patagónica, hace 31 años que gobierna alguien con el apellido; actualmente, quien lo hace es Alicia Kirchner, hermana del expresidente Néstor Kirchner.

Otro ejemplo para fundamentar que el kirchnerismo «ama la monarquía» es el momento en que la actual vicepresidenta se niega a entregarle la banda presidencial a Mauricio Macri. «No le gustó que haya ganado, pero, sobre todo, no le gustó tener que irse. Si fuera por el kirchnerismo duro, se quedaría, por lo menos, 20 años más», aseguró Jonatan Viale, aunque su discurso esté plagado de ideales sobre la democracia.

Jonatan Viale sobre Cristina Kirchner

«Si fuera por Cristina, una persona debería manejar los tres poderes», apuntó con respecto a la división de poderes. «El Ejecutivo, ella; el Legislativo, ella; y el judicial, ella. O sea, una monarquía absoluta, ni siquiera la del Reino Unido. Quiere decir que detesta que el poder detenga el poder», agregó. Incluso, con ínfulas maquiavélicas, al recordar el momento en el que Cristina dijo que «hay que temerle a Dios y un poquito a mí».

De esta manera, «la reina», según el columnista, apunta a llevarse todos los poderes por delante, incluso el periodismo que piensa e informa distinto a ella: «Ahora dicen que la democracia está en peligro. La verdad es que a ellos no les gusta la democracia, no les gusta la libertad de prensa, no les gusta la alternancia». Por ende, recomendó «no dejarse psicopatear» porque la «democracia no está en peligro. En todo caso, la democracia está en peligro cuando, la que manda, tiene ínfulas de reina«.