Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Juan Grabois

POLÍTICA

Juan Grabois puso marcha atrás: el Frente Patria grande se queda en el Frente de Todos

Tras el ataque a Cristina Kirchner, Juan Grabos anunció que su espacio seguirá perteneciendo al Frente de Todos.





banner

Durante las últimas semanas en el Frente de Todos se vivieron momentos de tensión con Juan Grabois, líder del Frente Patria Grande. Con la llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía, el dirigente social amenazó con separar a su espacio del oficialismo en la Cámara de Diputados porque no estaban tomando medidas políticas y económicas para los sectores más vulnerables.

Tal fue así que el representante del MTE dijo que el presidente Alberto Fernández «lo decepcionó» y que se irían del bloque oficialista. Tras el intento de asesinato de Cristina Kirchner, el panorama político cambió y ahora los diputados nacionales Itai Hagman, Nataliz Zaracho y Federico Fagioli han decidido suspender su decisión de separación al igual que Lucía Klug por la Provincia de Buenos Aires.

«Teniendo en cuenta la experiencia latinoamericana, el FPG se propone trabajar para desescalar la violencia, la promoción de una paz con justicia social y neutralizar las expresiones antidemocráticas promoviendo un pliego de consensos mínimos con los actores democráticos de la oposición política», argumentaron desde el espacio de Juan Grabois según NA.

De esta manera, el Frente de Todos mantendrá a tres diputados en su bloque porque prometieron modificar estas diferencias a futuro para sostener la unidad. Esto se acordó luego de una reunión de urgencia en el partido político ante el ataque a Cristina Kirchner que generó días turbulentos en el parlamento donde tuvieron una sesión especial el sábado.

La importancia del Frente Patria Grande

A pesar de que solo sean tres diputados nacionales, es un cambio sustancial dentro del Frente de Todos tenerlos o no. Esto porque si Hagman, Fagioli y Zaracho deciden separarse, el oficialismo perdería la primera minoría en la Cámara Baja que pasaría a estar en manos de Juntos por el Cambio. A raíz de ello, la tratativa de los proyectos y sus votaciones se verían completamente modificadas.