Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Kamala Harris

MUNDO

Kamala Harris visita la frontera entre las dos Coreas

Pyongyang realizó nuevos lanzamientos balísticos mientras la vicepresidente estadounidense realiza una visita oficial a Asia.

La vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris, afirmó este jueves que Corea del Norte es un país con una «dictadura brutal», un programa ilegal de armas y violaciones desenfrenadas de los derechos humanos, y emitió críticas inusualmente fuertes durante una visita a la Frontera coreana.

Poco después de que Harris concluyera su viaje a Asia, Corea del Norte disparó dos misiles balísticos desde el norte de su capital, Pyongyang, en dirección a  la trayectoria de su vuelo desde Corea del Sur. Fue el tercer lanzamiento de este tipo en cinco días, informó Télam.

Harris visitó por primera visita a la Zona Desmilitarizada (DMZ) que separa las dos Coreas. En el lugar expresó que el área fronteriza fuertemente armada ofrecía un claro recordatorio de los «caminos dramáticamente diferentes» que tomaron las dos naciones asiáticas.

«En el norte, vemos una dictadura brutal, violaciones desenfrenadas de los derechos humanos y un programa ilegal de armas que amenaza la paz y la estabilidad. Los Estados Unidos y el mundo buscan una península coreana estable y pacífica donde la RPDC ya no sea una amenaza», expresó.

La visita de Harris se produjo en medio de temores de que Corea del Norte esté a punto de realizar una prueba nuclear. Funcionarios de Seúl aseguran que su vecino completó los preparativos para lo que sería su séptima prueba nuclear y la primera desde 2017. Por su parte, China formuló un llamado a la pacificación y la estabilidad de la península.

Pyongyang

Corea del Norte codificó su derecho a utilizar ataques nucleares preventivos en una nueva ley a principios de este mes. El líder norcoreano, Kim Jong Un, aseguró que está desarrollando armas nucleares y misiles para defenderse de las amenazas estadounidenses.

Acerca de Taiwán, Harris subrayó que los esfuerzos para preservar la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán eran un «elemento esencial de un Indo-Pacífico libre y abierto», dijo la Casa Blanca. Los ayudantes del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, han estado apuntalando alianzas para administrar a China en la región, incluso en Taiwán.

Por su parte, el presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, expresó que en un conflicto sobre Taiwán, es más probable que Corea del Norte organice una provocación. También manifestó que de darse un problema, Seúl y Washington deberían centrarse primero en esa preocupación.