Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Miguel Ángel Pichetto

POLÍTICA

Miguel Ángel Pichetto vinculó a la comunidad mapuche con Montoneros: «Pone en riesgo la soberanía nacional»

Según Pichetto, es importante tomar como tema de Estado los conflictos que no cesan en Villa Mascardi.



Miguel Ángel Pichetto, auditor General de la Nación, manifestó que los ataques de grupos insurgentes vinculados a la comunidad mapuche en Río Negro ponen en «riesgo la soberanía nacional«. Además, Pichetto sostuvo que hay miembros de estos bandos que mantienen algún tipo de relación indirecta con exjefes de la organización guerrillera de Montoneros como Roberto Perdía y Fernando Vaca Narvaja.

«Prácticamente la península Mascardi está tomada. Es territorio mapuche con la validación de organismos del Estado nacional y de sectores de la Iglesia, que creen que hay que darle misa a estos personajes», arremetió Pichetto en una entrevista para Radio Mitre. Luego, pidió más seriedad al Gobierno nacional para frenar el atropello de mapuches a propiedades que están dentro del Estado argentino.

«¿Qué están haciendo los Montoneros allí? ¿Qué están haciendo (Roberto Perdía), con la Mutual de Abogados? ¿Qué hace ahí (Fernando) Vaca Narvaja? Hoy están mejor preparados que hace unos años y evidentemente hay una interrelación con la Araucania chilena», apuntó el exsenador tratando de exponer la hipótesis de que los mapuches tienen un grupo guerrillero.

El temor de Pichetto

“Estamos en un enfrentamiento armado, que ataca a una fuerza de seguridad que es un símbolo. Es un ataque a la estructura nacional. Nadie dice nada. Vamos a ver si se dan cuenta que esto pone en riesgo la soberanía nacional y representa un verdadero desafío para las fuerzas de seguridad”, señaló el dirigente político que fue candidato a vicepresidente en 2019 junto a Mauricio Macri.

Sobre la quema de un puesto de seguridad de la Gendarmería, Pichetto sostuvo que «tiene un nivel de escala de alta gravedad” y que en los últimos tiempos se pasó de una actividad «preinsurreccional» hacia hechos que podrían definirse como ataques de una «guerrilla rural». Por ahora, el ministro de Seguridad nacional, Aníbal Fernández, insiste en que no se trata de un problema federal, sino provincial.