Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Organizaciones Sociales

SOCIEDAD

Organizaciones sociales acamparán en la 9 de Julio: el Gobierno no respondió

Luego de no recibir respuestas de parte del Gobierno, organizaciones sociales anunciaron que acamparán en la 9 de Julio.

Desde las 11:00 del martes 27 de septiembre que la puerta del Ministerio de Desarrollo Social es el escenario de un nuevo reclamo de organizaciones sociales. Las mismas piden más planes con aumentos, trabajo digno y entrega de alimentos a comedores barriales aunque desde el Gobierno no les respondieron y ahora decidieron acampar allí mismo.

De esta manera, pasarán toda la noche en la avenida 9 de Julio hasta que desde el Gobierno nacional les brinden una respuesta su reclamo. En principio, el acampe será hasta las 18:00 del miércoles y en caso de que esta situación no mejore tomarán la misma medida para la noche de mañana aunque se espera que antes de eso puedan reunirse con Juan Zabaleta, titular de la mencionada cartera.

«Siendo las 18, cada organización planteó su definición respecto de cómo darle continuidad a este plan de lucha. Hubo unanimidad en la propuesta: definimos de conjunto quedarnos a pasar la noche aquí en la 9 de julio frente al Ministerio de Desarrollo Social», anunció Silvia Saravia, referente de Barrios de Pie, a NA sobre la protesta.

Eduardo Belliboni apuntó contra el Gobierno

Uno de los referentes de las organizaciones sociales es Eduardo Belliboni, miembro del Polo Obrero, que cargó nuevamente contra el Gobierno por sus medida de asistencia social. «Los programas sociales están en 24 mil pesos y han perdido poder de compra porque los alimentos están cada vez más lejos en las posibilidades de muchísimos en la Argentina», criticó.

Además, señaló que «hay otra vara para medir a los empresarios y pulpos sojeros que les han entregado un dólar a $200 que vamos a pagar todos con una enorme emisión». De esta manera, cuestionó las medidas de Sergio Massa, ministro de Economía, para incentivar a la liquidación desde el campo, la cual sirvió para pagarle una cuota al FMI.