Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Gerardo Morales

POLÍTICA

Organizaciones sociales volvieron a denunciar a Gerardo Morales por persecución

La policía se acercó a un grupo de personas que festejaban el día de la niñez, los filmó y les exigió los documentos.

<


(Por Matilde Serra).- El enfrentamiento de las organizaciones sociales con Gerardo Morales es cada vez más evidente. De hecho, ya son varias las organizaciones que han denunciado espionaje y amedrentamientos por parte del Gobierno provincial. Pero esta vez fue algo absolutamente insólito, porque se dio en el marco de la preparación para los festejos del día de la niñez en la ciudad de Palpalá, que colinda con la capital de Jujuy

Esta vez no se trató de organizaciones que promueven manifestaciones, sino de dos organizaciones sociales que realizan acciones solidarias en distintos territorios. Los nombres de las entidades son Asamblea Trabajo y Dignidad (ATD) y Biblioteca Niños Pájaros. En particular, la segunda no tiene militancia política alguna, solo da clases de apoyos para niños y organiza capacitaciones para padres y madres desocupadas o que quieren aprender algún oficio.

La que denunció este hecho fue la coordinadora de la Biblioteca Niños Pájaros, Ana Dávalos. Señaló que el amedrentamiento policial ocurrió en “un SUM (Salón de Usos Múltiples) del barrio” en la ciudad jujeña de Palpalá. «Trabajamos en el espacio hace ya más de dos años y nunca se había dado esta situación de que la policía nos sacara fotos y se acerque a preguntarnos quiénes éramos y por qué estábamos reunidos», señaló la referente de la biblioteca.

En ese sentido, la referente de la organización solidaria jujeña sostuvo que se encontraban realizando preparativos para festejar el Día de la Niñez, como parte de diversas actividades sociales, deportivas y culturales que promueven habitualmente. Contaron que, incluso, cortaron el pasto en inmediaciones de la plaza y «nunca se acercó ningún efectivo». Pero, desde que Gerardo Morales les declaró la guerra a las organizaciones sociales, nada es como antes.

La insólita excusa que esgrimió la policía es que «tenían que dejar asentado qué hacían ahí, por si la gente preguntaba o se quejaba». Pero ese es un lugar de encuentro habitual de las organizaciones y jamás han tenido problemas con los vecinos de la zona. «Hay una clara persecución sistemática a las organizaciones sociales. No es ningún delito agruparse y organizarse para realizar un evento», señaló Dávalos. Al parecer, los agentes de la policía se quedaron observando al reducido grupo hasta el final de la reunión.

«No debemos naturalizar que se violen derechos constitucionales y estándares internacionales bajo la excusa de una contravención o la autoridad de la policía local. Hacemos responsable al Gobierno de Jujuy por cualquier tipo de consecuencia que sufran nuestras compañeras y compañeros. Sobre todo, aquellas personas que fueron obligadas a identificarse con las autoridades de la policía», señalaron en un comunicado conjunto la ADT y la Biblioteca de Niños Pájaros.