Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Oscar Parrilli

POLÍTICA

Oscar Parrilli y Juliana di Tullio contra la oposición: “Patearon el hormiguero del peronismo”

Los senadores oficialistas salieron en defensa de la vicepresidenta Cristina Kirchner en plena sesión.

<


La sesión especial en el Senado de la Nación dejó varias perlitas. Al duro discurso del radical Martín Lousteau, se sumaron las embestidas de los kirchneristas Oscar Parrilli y Juliana di Tullio. El primero, mano derecha de la vicepresidenta Cristina Kirchner, habló del “gorilismo”, mientras que la segunda consideró que desde la oposición “patearon el hormiguero del peronismo”.

Parrilli comenzó su discurso acusando a un sector de Juntos por el Cambio de competir para “ver quién es más gorila, quién es más agresivo y quién difama más” al peronismo. “Casi vienen gratuitamente a ver quién es más gorila, quien es más agresivo, quien difama más, quien agrede más”, sostuvo el neuquino. En esta línea, instó a los senadores opositores a que les pidan a los líderes de Juntos por el Cambio “que terminen con esa actitud de tanta soberbia y prepotencia”.

Ante lo dicho por el kirchnerista, la senadora del PRO Guadalupe Tagliaferri reconoció: “Es cierto que Argentina no es Juncal y Uruguay. Hay muchos problemas, en todo el país, sin ninguna duda”. De todas formas, la macrista le retrucó que el kirchnerismo “montó un relato de alegría y amor” en la esquina de la residencia de Cristina Kirchner para “ocultar los problemas” reales de la gente.

“Muchos de los problemas vienen por lo que pasó en el 2016-2019 y hay otros que también se agravaron por una política que siguió los lineamientos del FMI lamentablemente, y hoy estamos tratando de corregirla”, explicó Tagliaferri. “Pero esto lo iniciaron ustedes, y en lugar de ponerse al lado nuestro para ver cómo lo corregimos ya empiezan a festejar que ganaron, a difamar, a mentir”, remarcó Parrilli. Y sentenció: “Claro que les molesta el amor, que haya gestos de adhesión y acompañamiento”.

En desarrollo.

El despacho de Di Tullio

Por su parte, Di Tullio, titular del bloque de Unidad Ciudadana en la Cámara alta, cuestionó la “persecución” política y judicial contra Cristina Kirchner y sostuvo que con esa maniobra “patearon el hormiguero del peronismo”, lo cual trajo como consecuencia que “millones de hormigas en todo el país” salieron a la calle “a demostrarle” a la vicepresidenta “el amor que le tienen”.

“Lo que hicieron fue patear el hormiguero del peronismo. Y entonces hay millones de hormigas en todo el país y en una especie de silvestrismo empiezan a demostrarle a la presidenta el amor que le tienen. Además, hicieron poner al Partido Justicialista y a todo el movimiento nacional y popular en estado de alerta y movilización”, desafió la kirchnerista.

Al hacer uso de la palabra en el bloque de expresiones políticas, la senadora nacional aseguró que en el oficialismo no les “preocupa exactamente la suerte de la vicepresidenta de la República» sino el hecho de que «pusieron al peronismo en el banquillo de los acusados”. En este sentido, recordó que la misma figura difusa y difícil de probar que ahora le asignan a Cristina Kirchner como jefa de una asociación ilícita, se aplicó también contra el General Juan Domingo Perón en los años ’50.

“No hay negación más perversa de la democracia que utilizar la figura de la asociación ilícita para perseguir a un presidente o una presidenta votada por la democracia. Es la negación total de la democracia, del deseo y la voluntad de la mayoría popular. Lo han hecho cinco veces en la historia”, recriminó. Y remarcó que la utilización de la figura de asociación ilícita contra los líderes del peronismo tiene como propósito el “disciplinamiento” de ese movimiento político.

“Lo hacen para disciplinarnos. ¿Cuánto tiempo tardamos en volver a tener un dirigente indisciplinado? Hasta el 25 de mayo del 2003 no vino ningún dirigente indisciplinado a delinear los destinos de este país. Se llamó Néstor Carlos Kirchner. ¿Saben por qué? Todos esos años (pasaron) para endeudar cómodamente, para recortar derechos laborales para tener mano de obra barata, para poder cercenar los derechos de argentinos y argentinas, menos salud, menos educación y más pobreza para concentrar más la riqueza. Siempre usaron la violencia y ahora utilizan al Poder Judicial”, sentenció Di Tullio.