Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Urugaay

MUNDO

Paro general en Uruguay: reclaman aumento salarial y más trabajo

La central sindical reclama “una reforma de la seguridad social integral, digna y solidaria” y “presupuesto para la educación pública”.

Este jueves Uruguay vivía una jornada de paro general, convocado por el PIT-CNT con la consigna principal «contra el modelo de desigualdad». También le reclaman al gobierno de Luis Lacalle Pou «trabajo y aumento de salario», «una reforma de la seguridad social integral, digna y solidaria» y «presupuesto para la educación pública».

Esta movilización será la segunda en los últimos meses. El 7 de julio, el sindicato organizó un paro general parcial, que fue tomado como «un llamado de alerta» contra un modelo económico «asociado al desarrollo de la desigualdad». En junio también se llevaron a cabo otras manifestaciones. En estas incluyeron huelgas en la construcción y la educación, pero la medida de este jueves no incluyó la movilización, informó NA.

El último paro general de 24 horas fue el 8 de marzo, en una decisión cargada de polémica por la coincidencia con la celebración del Día Internacional de la Mujer. Por su parte, el ministro de Trabajo y Seguridad Social uruguayo, Pablo Mieres, se quejó diciendo que el paro general era «injusto».

«La recuperación del salario real está en proceso» y se concretará, señaló Mieres. También afirmó que entiende que «el movimiento sindical tome medidas reclamando mayor velocidad en la recuperación salarial». El funcionario dijo que esta reivindicación «es no querer entender que el Gobierno no tiene ninguna responsabilidad, al contrario, asumió con el objetivo de bajar la inflación y actuó todo lo que pudo».

Este paro «afecta el funcionamiento normal de la economía de mucha gente, por un reclamo que en realidad es absolutamente ajeno a la voluntad del Gobierno», sostuvo. Además, cuestionó que la central rechace el anteproyecto de ley de reforma de la seguridad social que impulsa el gobierno, lo que elevaría la edad mínima para la jubilación de 60 a 65 años.