Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Jonatan Viale

ESPECTÁCULO

«Quiere controlar todo»: el análisis de Jonatan Viale sobre CFK por el debate de la reforma judicial

Jonatan Viale volvió a decir que el deseo de la vicepresidenta es la inexistencia de la división de poderes.

<

El debate por la reforma judicial volvió a hacer mella en la oposición, sector que está negado a aprobarla por supuestos intereses de impunidad de Cristina Kirchner para, por ejemplo, ser absuelta en la causa Vialidad. Por eso, Jonatan Viale hizo un análisis sobre la vicepresidenta para conocer las intenciones que hay detrás del «federalismo» y la «paridad de género». Estas dos premisas son las que el Frente de Todos plantean como principales argumentos para ampliar la Corte Suprema.

«Cristina quiere ser la Gran Hermana. Quiere controlar todo, es una gran controladora: el gobierno, la justicia, el peronismo, el sindicalismo, las redes sociales, la iglesia… ¿Qué le falta controlar a Cristina? La Corte Suprema«, destacó el periodista en su columna editorial de Radio Rivadavia. Así, reforzó aún más el «odio» del kirchnerismo a la división de poderes.

De esta forma, para alcanzar los deseos de CFK, el kirchnerismo persigue as metas necesarias, cualquiera sea su consecuencia. «Regla número 1 del kirchnerismo: todo aquello que la señora no controla se convierte en su enemigo. Esclavo o enemigo», explicó, y puso como ejemplos las declaraciones de Oscar Parrilli, Hebe de Bonafini y otros que acusaron al máximo tribunal de responder al macrismo y a intereses mafiosos.

Al no poder echar a los cuatro funcionarios de la Corte Suprema, la solución que encuentran es ampliarla a 15 miembros para «meter militantes que van a voltear la causa Hotesur, la causa Cuadernos». «Es el sueño de Cristina, del Gran Hermano. ¿Y cómo hacemos eso? Armamos una Corte propia con Zaffaroni, Beraldi, Dalbón, Peñafort, Ramos Padilla… Yo no sé de dónde van a sacar 15», indicó Jonatan Viale.

Jonatan Viale sobre el control de las redes sociales

La vicepresidenta no es la única, acorde consignó Viale, que quiere controlar los diferentes ámbitos sociales, políticos y hasta virtuales. El día de ayer, Alberto Fernández comunicó su deseo de controlar las redes sociales para mitigar «los discursos de odio». «Hay que regular de algún modo el uso de redes sociales para que allí deje de circular el discurso directo de odio», declaró en Houston, Estados Unidos.

«No es solo Cristina. Cada tanto aparecen pequeños dictadorzuelos. Quiere regular las redes sociales con la excusa del discurso del odio», remarcó al mencionar la gravedad a la que se incurre para limitar las libertades de expresión. Lo más llamativo es que la idea sale, nada más ni nada menos, de Nicolás Maduro, acusado de dictador por varias naciones del mundo.

«Decir ‘Cristina es socia de Lázaro Báez’ no es odio, es información. Decir ‘Boudou es un delincuente’ no es odio, el odio es otra cosa. Es información, es absurdo tener que aclarar esto. Odio es agredir, perseguir, maltratar», subrayó. Por ende, «este Gobierno confunde intencionalmente odio con información para censurar, para controlar».