Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Estados Unidos

ECONOMÍA

Reserva Federal de EEUU volvió a subir la tasa de interés: cómo impacta en Argentina

En qué consiste la medida que va a tener gran repercusión en el mercado, sobre todo de las economías emergentes del mundo.

<

La Reserva Federal (FED) de Estados Unidos subió este miércoles 75 puntos básicos la tasa de interés que regula el costo del dinero, en un rango de entre 3,00% y 3,25%. El objetivo es controlar la inflación en ese país. No obstante, esta decisión tiene alto impacto en gran parte de las economías del mundo, como la de Argentina. En tanto, la FED no descartó que se tomen más ajustes en el futuro.

“El Comité Federal del Mercado Abierto decidió elevar el rango objetivo para la tasa de fondos federales de 3% a 3,25% y anticipa que los aumentos continuos en el rango objetivo serán apropiados”, señaló el organismo en un comunicado. “El Comité continuará reduciendo sus tenencias de valores del Tesoro y deuda de agencias y valores respaldados por hipotecas de agencias, como se describe en los planes para reducir el tamaño del balance de la FED que se emitieron en mayo”, agregó la FED.

En esta línea, remarcó que “el Comité está firmemente comprometido a devolver la inflación a su objetivo del 2%”. La Reserva Federal enfatizó que “el Comité continuará monitoreando la información entrante del panorama económico y estaría preparado para ajustar la postura de la política monetaria según corresponda si surgen riesgos que podrían impedir el logro de los objetivos”.

Variables económicas

El directorio de la FED también fijó nuevas proyecciones para la evolución de la actividad económica, la inflación, el desempleo. El organismo estimó que el PIB de EEUU crecerá este año apenas 0,2%, contra el 1,7% previsto en junio pasado. Para 2023 la proyección es que el PIB de Estados Unidos avance 1,2% y 1,7% en 2024.

En relación con la inflación, 2022 terminaría con una tasa de 5,4%, mientras que para 2023 proyecta que la suba acumulada será del 2,8%. Respecto de la tasa de desempleo se espera que llegue 3,8% en 2022, mientras que para 2023 y 2024 alcanzaría 4,4% y en 2025 llegaría al 4,3%, según Télam.

Los argumentos de la FED

En una conferencia de prensa brindada al finalizar la reunión del Comité, el presidente de la FED, Jerome Powell, reveló que los funcionarios del directorio quieren asegurarse que la inflación está retrocediendo a su objetivo del 2% antes de detener los aumentos en las tasas de interés. Dijo que la solidez del mercado laboral está impulsando mejoras salariales que son las que “están ayudando a aumentar la inflación”.

“Si queremos iluminar el camino hacia otro período de un mercado laboral muy fuerte, tenemos que dejar atrás la inflación. Ojalá hubiera una forma indolora de hacerlo, pero no lo hay”, advirtió Powell. “Nadie sabe si este proceso conducirá a una recesión o, de ser así, cuán significativa sería esa recesión”, agregó. Y subrayó que “eso va a depender de qué tan rápido reduzcamos la inflación”.

Powell enfatizó que la FED está firmemente decidida “a reducir la inflación al 2%, y lo seguiremos haciendo hasta que termine el trabajo”. El funcionario estadounidense admitió que “es posible una recesión, particularmente si la FED tiene que seguir ajustando agresivamente y nadie sabe si este proceso conducirá a una recesión o, de ser así, qué tan significativa será esa recesión”.

Junto con los aumentos de tasas, la FED comenzó a reducir la cantidad de tenencias de bonos que ha acumulado a lo largo de los años, para evitar un colapso del sistema financiero. Septiembre marcó el comienzo de un “ajuste cuantitativo” a toda velocidad, como se le conoce en los mercados, con una absorción de liquidez hasta US$ 95.000 millones por mes, para poder mejorar su balance que muestra un rojo de casi US$ 9 billones.

El impacto de la decisión de la FED de Estados Unidos en Argentina

La decisión de subir la tasa de referencia puede impactar en la Argentina porque el objetivo es fortalecer al dólar por sobre el resto de las monedas. De esta manera, las divisas de economías más frágiles podrían debilitarse. Asimismo, se puede ver un impacto sobre el precio de los commodities, ya golpeados por la guerra Rusia-Ucrania.

“El aumento de la tasa provoca una apreciación del dólar por encima del resto de las monedas. Y un dólar fuerte tiende a debilitar los commodities, materias primas muy demandadas que generan movimientos constantes en transacciones comerciales de compra y venta (productos agrícolas como el maíz, la soja, el trigo, el arroz, la cebada además del petróleo, el gas, y los metales)”, explicó Diego Martínez Burzaco, director de Estrategia en la consultora Inviu, en declaraciones a TN.

Por su parte, Gabriel Caamaño, director de consultora Ledesma, agregó que “en tanto no tengamos acceso al crédito, en la Argentina en particular, la injerencia en la balanza comercial podría ser mayor, pero el contexto geopolítico marcado por la guerra en Ucrania amortigua el panorama al impulsar al alza los commodities agrícolas y energéticos”.