Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Rusia

MUNDO

Rusia negó cerrar las fronteras en medio del éxodo

Casi 17.000 rusos cruzaron la frontera hacia Finlandia durante el fin de semana, informaron las autoridades finlandesas.

El Kremlin negó este lunes que Rusia podría cerrar sus fronteras para evitar un éxodo de hombres en edad militar después de que el presidente Vladimir Putin declarara una movilización parcial en un esfuerzo por recuperar el control de la guerra en Ucrania. «No sé nada sobre esto. Por el momento, no se han tomado decisiones al respecto», dijo el portavoz presidencial, Dmitry Peskov.

Los ciudadanos de cuatro regiones de Ucrania votaron por cuarto día este lunes en referendos organizados por Moscú para unirse a Rusia, un plan que Kiev y Occidente han calificado como una farsa. Dicen que las votaciones están amañadas y que no reconocerán los resultados.

Casi 17.000 rusos cruzaron la frontera hacia Finlandia durante el fin de semana, informaron las autoridades finlandesas. Mientras que los medios estatales rusos anunciaron que la espera estimada para ingresar a Georgia llegó a las 48 horas en un momento el domingo, con más de 3.000 vehículos en fila.

El alcalde exiliado de Melitopol, controlado por Rusia, en la región de Zaporizhzhia, acusó a Rusia de reclutar por la fuerza a hombres ucranianos en las áreas ocupadas en sus fuerzas armadas. «Hoy la situación es crítica: nuestros residentes están asustados, nuestros residentes están en pánico, no saben qué pasará mañana y cuándo se llevarán a nuestra gente para alistarse», expresó el alcalde Ivan Fedorov, replicó Reuters.

Referendos «falsos»

Fedorov también condenó los referéndums, que finalizarán el martes, como «una falsificación y una farsa». «La votación se lleva a cabo frente a rifles de asalto, hombres con armas. Las personas son agarradas en la calle y obligadas a votar no solo por ellos mismos sino por toda su familia», expresó en un video desde un lugar no revelado.

El gobernador de Luhansk, otra región que Moscú pretende anexar, dijo que funcionarios respaldados por Rusia llevaban urnas de puerta en puerta, acompañados por funcionarios de seguridad. «Los nombres de los residentes fueron eliminados si no votaron correctamente o se negaron a votar», expresó Serhiy Gaidai.

Las cuatro regiones representan alrededor del 15% de Ucrania. Las fuerzas rusas no controlan todo el territorio en esas regiones. Se sumarían a Crimea, anexada por Rusia en 2014 tras un referéndum similar allí. El presidente Volodymyr Zelenskiy se reunió con sus jefes de seguridad para planificar formas de contrarrestar el uso de Rusia de «nuevos tipos de armas».