Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Rusia

MUNDO

Rusia se prepara para anexar cuatro regiones ucranianas

En la Plaza Roja de Moscú se ha instalado un escenario con vallas que proclaman «¡Donetsk, Luhansk, Zaporiyia, Jersón: Rusia!».

Rusia se dispuso a anexionarse una franja de Ucrania este viernes, publicando lo que denominó recuentos de votos que mostraron un apoyo abrumador en cuatro provincias para unirse a su territorio. Kiev y Occidente denuncian como falsos los referendos ilegales celebrados bajo coerción.

En la Plaza Roja de Moscú se ha instalado un escenario con pantallas de vídeo gigantes y con vallas que proclaman «¡Donetsk, Luhansk, Zaporiyia, Jersón: Rusia!». El jefe de la Cámara Alta del Parlamento ruso dijo que podría considerar la incorporación de las cuatro regiones parcialmente ocupadas el 4 de octubre, tres días antes del 70º cumpleaños del presidente Vladimir Putin.

Los gobiernos nombrados por Moscú en las cuatro provincias han pedido formalmente a Putin que las incorpore a territorio ruso, lo que las autoridades del país han sugerido que es una formalidad. «Esto debería ocurrir dentro de una semana», explicó Rodion Miroshnik, el embajador de la autoproclamada República Popular de Luhansk nombrado por Rusia, a la agencia de noticias estatal RIA, replicó Reuters.

«Nadie votó»

Los residentes que escaparon a las zonas controladas por Ucrania en los últimos días han contado que los agentes armados los obligaron a marcar las papeletas en la calle bajo coerción. Las imágenes grabadas durante la votación mostraron a representantes nombrados por Rusia llevando urnas de casa en casa junto a hombres armados.

«Pueden anunciar lo que quieran. Nadie votó en el referéndum, salvo algunas personas que cambiaron de bando. Fueron de casa en casa, pero no salió nadie», dijo Lyubomir Boyko, vecino de 43 años de Golo Pristan, un pueblo de la provincia de Jersón, ocupada por Rusia.

Rusia afirma que la votación fue voluntaria, de acuerdo con el derecho internacional, y que la participación fue alta. Los referendos y la noción de anexiones han sido rechazados en todo el mundo, al igual que la toma de Crimea por parte de Rusia en 2014.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, intento obtener el apoyo internacional contra la anexión en una serie de llamadas con líderes extranjeros, incluidos los de Reino Unido, Canadá, Alemania y Turquía. «Gracias a todos por su apoyo claro e inequívoco. Gracias a todos por entender nuestra posición», expresó Zelenski a última hora de la noche del miércoles.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, manifestó que Rusia tendrá que seguir luchando hasta tomar el control de todo Donetsk. Alrededor del 40% de la región sigue bajo control ucraniano. Rusia ha anunciado la movilización de unos 300.000 reservistas para reforzar sus efectivos en Ucrania. La campaña de reclutamiento ha hecho que miles de rusos huyan a otros países.