Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Reina Isabel II

MUNDO

Rusia y Birmania no asistirán al funeral de la reina Isabel

«Se enviaron invitaciones a los jefes de Estado de la mayoría de los países con los que Reino Unido tiene relaciones diplomáticas», informaron desde el Gobierno británico.

<

Reino Unido no ha invitado a representantes de Rusia, Bielorrusia y Birmania a asistir al funeral de Estado de la reina Isabel II que se celebrará el próximo lunes. Londres, junto con sus aliados occidentales, ha tratado de aislar a Moscú y a su aliado Bielorrusia en la escena mundial con sanciones económicas y otras medidas en respuesta a la invasión a Ucrania.

Birmania y su ejército también han sido objeto de sanciones británicas, mientras Londres intensifica su apoyo a la comunidad rohingya del país del sudeste asiático. Se espera que unos 500 dignatarios extranjeros asistan al funeral de la monarca en Londres. «Se enviaron invitaciones a los jefes de Estado de la mayoría de los países con los que Reino Unido tiene relaciones diplomáticas», informó la BBC.

Una serie de líderes mundiales, desde el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la primera dama, Jill Biden; el mandatario brasileño Jair Bolsonaro; hasta los primeros ministros de Canadá, Australia y Nueva Zelanda, han confirmado su asistencia al evento, que probablemente sea una de las mayores reuniones diplomáticas de Reino Unido en años.

Otro que participará en el funeral, será el rey emérito de España, Juan Carlos, que hará una pausa en su exilio autoimpuesto en Abu Dabi. El exmonarca y su esposa, doña Sofía, han comunicado su intención de aceptar la invitación británica para asistir al sepelio la próxima semana, informó la Casa Real española, replicó Reuters.

Este martes, el rey Carlos se dirigirá a Irlanda del Norte, encabezando el luto por la muerte de su madre en las cuatro partes del Reino Unido. Se espera que en las próximas horas, el féretro sea trasladado a Londres antes de los cuatro días de reposo en avión. El lunes, cientos de personas se despidieron de la monarca en Edimburgo.