Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia - Ucrania

MUNDO

Ucrania recupera gran parte de territorio

La cifra es aproximadamente 30% superior a la superficie mencionada por el presidente ucraniano Volodimir Zelenski.

<

Ucrania afirmó el domingo que en lo que va del mes reconquistó más de 3.000 kilómetros cuadrados en el noreste del país y que expulsó a tropas de Rusia de varios puntos estratégicos. La declaración llega después de que Moscú anunciara un repliegue de la provincia de Jarkov para reforzar la región del Donbass, a 200 días del inicio de la guerra.

«Desde comienzos de septiembre, más de 3.000 kilómetros cuadrados han vuelto bajo control ucraniano. En los alrededores de Jarkov hemos empezado a avanzar no solo en el sur y el este, sino también hacia el norte», precisó Valeri Zaluzhni, comandante en jefe del Ejército ucraniano, en un comunicado, informó Télam.

La cifra es aproximadamente 30% superior a la superficie mencionada por el presidente ucraniano Volodimir Zelenski. A comienzos de mes, el Ejército ucraniano anunció primero una contraofensiva en el sur del país. Esto fue antes de lograr esta semana un avance fulgurante en el noreste, cuya velocidad tomó aparentemente por sorpresa a las fuerzas rusas.

En su discurso diario, Zelenski agradeció el sábado a los militares ucranianos que «liberaron a centenares de nuestras ciudades y o pueblos (…) entre ellos los más recientes son Balakliia, Izium y Kupiansk». «Expulsaremos a los ocupantes de cada ciudad y de cada pueblo de Ucrania», se felicitó Zelenski.

Bombardeos en la planta nuclear

Otro gran foco del conflicto está en la planta de energía nuclear de Zaporiyia. El último reactor activo en la central controlada por Rusia fue desconectado de la red eléctrica al amanecer. Además «hay preparativos en curso para su enfriamiento», informó el operador ucraniano Energoatom, que planea alimentar las necesidades de la planta con generadores diésel.

Este reactor era el único que estaba produciendo la electricidad necesaria para enfriar el combustible nuclear y garantizar la seguridad de la instalación. Energoatom lo atribuye a los daños que las líneas de conexión de la central con la red eléctrica ucraniana sufrieron debido a los bombardeos. Moscú y Kiev se acusan mutuamente de los disparos y despertaron el temor a un desastre nuclear en las últimas semanas.