Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Víctor Hugo Morales

ESPECTÁCULO

Víctor Hugo Morales apuntó a Clarín: «Ya están entrenados para la maldad»

Según Víctor Hugo Morales, el multimedio presenta noticias negativas para provocar el mal humor en la sociedad.

Víctor Hugo Morales, periodista y relator de fútbol, manifestó que los periodistas del diario Clarín están entrenados para la maldad, porque siempre publican noticias violentas. En ese marco, sostuvo que el Obispo de la misa por la paz no soportó el ataque de Clarín y le salió una frase desacertada que terminó politizando un acto que debía ser neutral.

«Estaba mirando la tapa de la mafia de Clarín y ellos eligen el lío y la violencia y no la alegría. Son incurables, bestias de lo feo. Gana Boca y ponelo a Boca en la tapa saltando y a los jugadores. Al final ponen un jugador de River lesionado como símbolo de una violencia, que es la misma que en general tiene el fútbol. No hay nada para descubrir», comentó Morales en la radio AM 750.

«Ya están entrenados para la maldad en Clarín. Es natural que la misa contra la paz no les caiga bien, porque Héctor Magnetto es el diablo nacional. Aparece un Obispo que no sabe bien lo que dice y que se disculpa y no se entiende muy bien de qué. Ellos se agarran de eso y le dan con todo a la misa. La pretensión era rezar por la paz y fueron los del Gobierno. Clarín cuatro días antes estaba petardeando la misa con que no iba a ir el PRO«, señaló el exconductor de la TV Pública.

«Clarín es una mafia y una desgracia porque no eligen nunca lo bueno, lo positivo, la alegría… no eligieron que ganó Boca… dijeron que fue un partido violento y te ponen un jugador de River. Ahora (en Clarín) están luchando para que salte Riquelme de Boca, porque quieren que esté Daniel Angelici y la mafia adentro», remarcó el locutor uruguayo.

«La desesperación por ver quién va a ser el candidato a la derecha para la presidencia los está enloqueciendo. El Obispo no resistió el ataque de Clarín y es natural que al diablo no le guste una misa», concluyó el comunicador que ganó el premio Azucena Villaflor en 2012 por su compromiso por la democracia y los derechos humanos.