Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Vladimir Putin

MUNDO

Vladimir Putin firma la anexión a Rusia de cuatro regiones ucranianas

Durante su extenso discurso, el mandatario no habló sobre las pérdidas de su ejercito y la contraofensiva ucraniana.

Este viernes, el presidente Vladimir Putin proclamó la anexión de Rusia de una franja de Ucrania en un discurso en el Kremlin. «Las personas que viven en Luhansk, Donetsk, las regiones de Kherson yZaporizhzhia se están convirtiendo en nuestros compatriotas para siempre», expresó ante una multitud de funcionarios en una ceremonia en el Kremlin.

«Defenderemos nuestra tierra con todas nuestras fuerzas y todos nuestros medios», agregó. Pidió al «régimen de Kiev que cese inmediatamente las hostilidades y regrese a la mesa de negociaciones». «Quiero que las autoridades de Kiev y sus verdaderos amos en Occidente me escuchen, para que recuerden esto. Las personas que viven en Luhansk y Donetsk, Kherson y Zaporizhzhia se están convirtiendo en nuestros ciudadanos. Para siempre», sentenció

La proclamación de Putin del dominio ruso sobre el 15% de Ucrania, la mayor anexión en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, ha sido firmemente rechazada por los países occidentales e incluso por muchos de los aliados cercanos de Rusia. El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, lo calificó como «una violación ilegal de la carta de la ONU».

En una ceremonia que Ucrania calificó como un «espectáculo de monstruos del Kremlin» sin significado legal, Putin pronunció un discurso de 37 minutos contra Occidente, acusándolo de «puro satanismo», antes de firmar los documentos del tratado con los jefes de los cuatro regiones, informó Reuters.

Luego, todos se tomaron de las manos y corearon «¡Rusia! ¡Rusia!» al unísono con cientos de dignatarios, que se levantaron en una ovación de pie. La ceremonia tuvo lugar tres días después de la finalización de los llamados referéndums organizados apresuradamente en los que los representantes de Moscú en las regiones ocupadas reclamaron mayorías de hasta el 99% a favor de unirse a Rusia.