Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
L-Gante
L-Gante

ESPECTÁCULO

«A mi hija no la puedo ver»: L-Gante se mostró angustiado en medio de una nota con Canal Trece

El músico dejó muy en claro que quiere ver a su hija, y apuntó directamente contra su expareja, después de graves acusaciones.

Un escándalo que parece no tener fin. Eso es lo que se ha desatado en los últimos días en torno a uno de los artistas más populares del momento, como es el caso de L-Gante. Y es que a su separación de Tamara Báez, se le sumaron los rumores de romance con Wanda Nara, y una fuerte exposición debido a las fuertes acusaciones de su ex.

La polémica llegó a tal punto, que el referente de la cumbia 420 no puede ver a su hija Jamaica, tal como lo expresó en una nota que brindó a «Socios del Espectáculo», el programa que llevan adelante Adrián Pallares y Rodrigo Lussich a través de la pantalla de Canal Trece, donde en un momento de la entrevista, se mostró angustiado y realmente quebrado.

«Me han hecho muchas denuncias, acusaciones, que supuestamente le robé zapatillas. ¡Hasta que le robé el caniche!, me están comentando ahora en las redes», comenzó ironizando L-Gante. Delante de las cámaras, fue por más y dejó muy en claro su postura. «Cuando hacés algo con maldad, en cierto punto, de tanto querer hacerlo con maldad te olvidás de la lógica», apuntó.

«Yo sé cómo terminan esas personas que se olvidan de la lógica. Regalándose en sus mismas palabras, sus mismos actos», reveló el músico. «A mi hija no la puedo ver hace muchísimas fechas. Parece como que tengo que pagar un secuestro para verla. ¿No te gusta este monto? Dale, te doy más», aseveró sin filtros ni tapujos, ante semejante situación.

«Yo quiero ver a mi hija, porque es el tiempo cuando la bebé es chiquita, crece y es el tiempo que me pierdo. Todas las cosas que está aprendiendo», lanzó visiblemente movilizado. «Yo me acuerdo bien cuando salí en todos los canales diciendo que era la persona que me apoyaba», concluyó L-Gante sin poder contener las lágrimas y dando por finalizada la nota.