Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Cristina Kirchner

POLÍTICA

Amenazas a Cristina Kirchner: la Justicia rechazó la excarcelación de los 4 detenidos

Los miembros de Revolución Federal permanecerán detenidos por amenazas contra Cristina Kirchner.



Hace 48 horas que los miembros de Revolución Federal están detenidos en el marco de la causa que investiga amenazas contra Cristina Kirchner y miembros del Gobierno nacional. Los cuatro detenidos son Jonathan Morel, Leonardo Sosa, Gastón Guerra y Sabrina Basile quienes en conjunto pidieron ser excarcelados porque consideran que no cometieron ninguna irregularidad.

Sin embargo, el juzgado federal de Marcelo Martínez de Giorgi, rechazó hoy el pedido de excarcelación de los cuatro detenidos según informó NA. La argumentación del letrado es que la organización tiene como objetivo imponer sus ideas a la fuerza o infundir temor en otras personas, algo que si está penado por la ley a diferencia de la excusa de los acusados.

El artículo 213 bis del Código Penal establece que «será reprimido con reclusión o prisión de tres a ocho años el que organizare o tomare parte en agrupaciones permanentes o transitorias que, sin estar comprendidas en el artículo 210 de este código, tuvieren por objeto principal o accesorios imponer sus ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor, por el solo hecho de ser miembro de la asociación», detallaron.

Además se los acusa de «incitación a la violencia colectiva contra grupos de personas o instituciones y la incitación a la persecución o el odio contra una persona o grupos de personas a causa de su raza, religión, nacionalidad o ideas políticas». Bajo estos dos cargos, la Justicia considera que deben estar a su disposición luego de haber sido indagados.

Los casos de Revolución Federal

Dentro de las marchas que utilizó la Justicia para detener a los miembros de Revolución Federal hay varias contra Cristina Kirchner y otras contra el Gobierno en general. Una de ellas sucedió el 25 de mayo en la puerta del Congreso de la Nación y llevaban carteles con consignas tales como «Basta de Cristina», «Basta de Alberto», «Los vamos a sacar» y «Van a correr».

La más destacada sucedió el 9 de julio en Plaza de Mayo. Allí bajo la consigna «es ahora o nunca» se convocaron. Cada representante llevó carteles y diferentes elementos para hacer llamativa la convocatoria como guillotinas, muñecos con caras de políticos del Frente de Todos y bolsas mortuorias entre otras además de insultar a los funcionarios oficialistas y lanzar antorchas encendidas.