Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Cromañón

SOCIEDAD

Cromañón: expropiaron el local y será un espacio para la memoria

Se aprobó la expropiación del boliche Cromañón para ser transformado en un espacio de memoria por las víctimas de la tragedia.

En diciembre del 2004 sucedió uno de los hechos que marcó a la Argentina: la tragedia de Cromañón. Aquella noche 194 personas fallecieron por un incendio mientras tocaba la banda de rock Callejeros y ahora sobrevivientes y familiares se unieron para destrabar el proyecto para expropiar el local y crear un espacio para la memoria tal y como aprobó la Cámara de Senadores.

La propuesta tuvo 60 votos a favor y uno en contra y así se oficializó que el inmueble situado en Bartolomé Mitre 3038/78 donde funcionó el boliche República Cromañón, será destinado para «la creación de un espacio dedicado a la memoria de lo ocurrido el 30 de diciembre del 2004» luego de 17 años de que el proyecto estuvo detenido por falta de apoyo.

«La expropiación es la única forma de lograr que en Cromañón no haya otra cosa que un espacio para la memoria. Este es un momento histórico para el conjunto de la sociedad, representada por senadores y senadoras, que tienen la oportunidad de saldar una deuda con una generación entera. En definitiva, una deuda con la sociedad toda», destacaron los familiares y sobrevivientes en un documento leído durante la sesión especial.

¿Qué harán en Cromañón?

Además de que el edificio de Cromañón ahora sea propiedad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el proyecto contempla que haya una «muestra permanente» que refleje «la historia de lo allí ocurrido». Además, señalan que debe haber actividades culturales e informativas al respecto para conservar la vigencia del suceso.

«Ante semejante masacre, por la cual fueron condenados tanto empresarios como funcionarios públicos por cohecho, es el Estado el cual debe garantizar las instancias reparatorias. Y entre dichas instancias, es indispensable que se garantice la Memoria Colectiva», afirmaron los autores en su proyecto ya sancionado, según Télam.

A día de hoy el edificio pertenece a la sociedad «Nueva Zarelux» cuyo dueño es Rafael Levy, quien también lo era al momento del incendio, y fue restituido en octubre del 2018. Cabe remarcar que esta persona quedó detenida por haber permitido que ingrese más gente de la permitida en el boliche con bengalas de humo en un lugar cerrado que ocasionó el incidente.