Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
China

MUNDO

Disney cierra sus puertas en Shanghái con miles de visitantes adentro

Debido al aumento de contagios en la última semana, los visitantes deberán someterse a pruebas PCR antes de salir del lugar.

El aumento de contagios de coronavirus en China obligaron a cerrar este lunes el complejo turístico de Disney en Shanghái. También la producción del iPhone de Apple en una vasta planta de fabricación por contrato podría caer un 30% el próximo mes debido a las restricciones.

El aumento del número de casos de numerosos brotes en todo el país ha provocado un endurecimiento de las restricciones y confinamientos locales, incluso en partes de las grandes ciudades como la metrópolis del sur de Cantón, a medida que aumenta el coste económico de la política de «cero contagios» del país.

Los datos publicados este lunes mostraron que la actividad de las fábricas chinas cayó inesperadamente en octubre, arrastrada por el debilitamiento de la demanda mundial y las estrictas restricciones internas contra el virus, que afectaron a la producción, los viajes y el transporte marítimo en la segunda economía del mundo.

En el Congreso del Partido Comunista de este mes, que se celebra cada cinco años, el presidente Xi Jinping reiteró el compromiso de China con su política de «cero contagios», lo que decepcionó a los inversores y a un sinfín de chinos frustrados por los confinamientos, las restricciones a los viajes y las pruebas, informó Reuters.

Shangái

En Shanghái, el Disney Resort suspendió abruptamente sus operaciones el lunes para cumplir con las medidas de prevención. Por lo que todos los visitantes en el momento del anuncio debían permanecer en el parque hasta que dieran negativo en la prueba del virus.

Vídeos que circularon por la red social Weibo, que no pudieron ser verificados de forma independiente, mostraban a personas corriendo hacia las puertas del parque, que ya estaban cerradas. Los vídeos de personas huyendo de centros comerciales y edificios de oficinas por miedo a quedarse encerrados se han convertido en algo habitual en las redes sociales chinas este año.

Los nuevos casos en la China continental alcanzaron los 2.898 el domingo, superando los 2.000 por segundo día consecutivo, una cifra ínfima para los estándares mundiales. En Cantón, el número de nuevos casos transmitidos localmente ascendió a 1.110 en una semana, frente a los 402 del periodo anterior de siete días.