Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
China

MUNDO

El presidente Xi Jinping echó a la fuerza a su antecesor del Congreso del Partido Comunista de China

La expulsión del ex presidente de China causó conmoción en la clausura del evento más significativo para la política nacional.

Xi Jinping causó conmoción este sábado al echar a la fuerza a su antecesor del XX Congreso del Partido Comunista de China (PCCh). En medio de la clausura, el ex presidente Hu Jintao (2003-2013), quien se encontraba sentado al lado del actual mandatario Xi Jinping, fue obligado a retirarse por el personal del lugar. El tenso momento quedó registrado por las cámaras del Gran Salón del Pueblo de Pekín, en el evento más importante de la política de ese país.

En las imágenes se puede ver al líder chino observando cómo, literalmente, levantaban del asiento a su predecesor. Primero opuso resistencia pero finalmente accedió a abandonar el recinto tras interpelar a Xi Jinping. Al levantarse, Hu mantuvo un breve intercambio con el presidente, que le respondió sin mirarlo. El resto de los otros asistentes no parecían inmutarse, entre ellos, el actual primer ministro Li Kequiang.

Aún no hubo ninguna explicación oficial por lo sucedido y por qué decidieron expulsarlo. El episodio se produjo minutos antes de la votación unánime de unos 2.300 delegados del Partido Comunista de China para incluir el «rol central» de Xi Jinping en los estatutos del partido.

El discurso de Xi Jinping

Xi Jinping, de 69 años, debe ser confirmado este fin de semana como secretario general del partido, antesala de su reelección en 2023 como presidente del país. En su discurso de apertura del cónclave, disparó sin filtro contra su antecesor. «Había dentro del partido una falta de entendimiento claro, falta de medidas efectivas y una tendencia a la debilidad. La burocracia, el hedonismo y la extravagancia persistía en muchos lugares y departamentos», inició

«Hace una década hubo avances, pero también una serie de problemas que demandaban una acción urgente», dijo, y habló de corrupción política. «Atrévanse a luchar, atrévanse a ganar, agachen la cabeza y trabajen duro, estén determinados a seguir avanzando», enfatizó Xi frente a los casi 2.300 delegados reunidos en el Gran Salón del Pueblo de la capital china.

¿Un antes y un después en China?

La salida forzosa de Hu Jintao marcó aún más el establecimiento en el poder del actual presidente. Muchos usuarios de Twitter, alarmados por la situación, hablaron de una purga política, mientras que otros dijeron que el ex mandatario tenía un malestar. Sin embargo, no hay dudas de que Xi Jinping es un candidato que, tranquilamente, podría alargar su poder más allá de 2023.