Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
CABA

SOCIEDAD

Excursión escolar trágica en CABA: el último mensaje del chico y el reclamo de su padre

Un hecho que conmovió a toda una familia y a una comunidad educativa en el sur del Gran Buenos Aires.

La Ciudad de Buenos Aires (CABA) fue escenario de una verdadera tragedia durante la jornada del miércoles. Thiago, un adolescente que participaba de una excursión escolar en el barrio de Puerto Madero, murió tras ser atropellado por una camioneta conducida por un joven de 20. A 24 horas del lamentable suceso, se conoció el último mensaje que el chico le había enviado a su madre, al tiempo que su padre relató lo sucedido en Avenida de los Italianos al 600.

El siniestro fatal

La víctima se aprestaba a realizar una recorrida por la Reserva Ecológica de la Costanera en el marco de una excursión de la Escuela Secundaria Nº 54 de la localidad de San Francisco Solano, en el partido bonaerense de Quilmes. A 500 metros de uno de los accesos al predio y en circunstancias que se investigaban, una camioneta Volkswagen Amarok atropelló al menor, que murió a los pocos minutos.

Una de las profesoras que acompañaban a los adolescentes, señaló, en declaraciones a TN, que se encontraban en la plaza Mujeres Argentinas, cuando el chico salió corriendo hacia la avenida y fue atropellado por la camioneta. Como consecuencia del accidente, se llevó a cabo la detención del conductor del rodado, a quien sometieron a exámenes para determinar si estaba alcoholizado o bajo efectos de narcóticos, los cuales arrojaron resultados negativos.

Según informó el titular del servicio de emergencia metropolitano SAME, Alberto Crescenti, en declaraciones a la prensa presente en el lugar el adolescente falleció pasadas las 14.00 a causa de haber sufrido “un fuerte traumatismo de cráneo”, producto del impacto con el vehículo. En el hecho tomó intervención personal de la Comisaría Vecinal 1 E de la Policía de la Ciudad.

El último mensaje de Thiago a su familia

“Mamá te amo, estoy pasándola bien”, indicaba Thiago en lo que sería su último mensaje. En un dolor profundo y con pocas explicaciones, los padres del menor hablaron con los medios en la puerta de su casa en San Francisco Solano y revelaron el mensaje que Thiago les envió junto a una foto con sus compañeros. “Disfrutá hijo y después a la tarde nos vemos”, le contestó su mamá, pero nunca recibió una respuesta ya que dos horas después Thiago había fallecido.

El relato de los padres y el pedido de justicia

Aunque el conductor de 20 años quedó detenido y este jueves lo iban a indagar, la familia de Thiago responsabiliza al colegio por no cuidar a los alumnos: “No puede ser que 47 chicos vayan con cuatro maestros”. A su vez, el padre manifestó que desde la institución no les brindaron a los otros compañeros asistencia por lo sucedido ni tampoco les habían advertido del accidente, sino que se enteraron por los adolescentes.

“Los chicos están todos traumados porque lo presenciaron. Algunos con vómitos, otros se desmayaron. Y así los dejaron en la escuela”, denunció Alberto, el padre del joven fallecido. “Lo mandé a una excursión y no lo tengo más”, agregó. Y aseveró: “A mi hijo no me lo traen más, se murió, pero el colegio no me avisó lo que había pasado, me hicieron ir a la comisaría de Puerto Madero y los maestros no nos dijeron qué había pasado”.

En esta línea, relató: “Nos lo contó el jefe de la Policía con ellos atrás y nadie se nos acercó a darnos las condolencias. Los compañeros de mi hijo vieron todo. Muchos vomitaron y se descompensaron. Y así los dejaron después en el colegio. Nunca los contuvieron”, comentó. Y continuó: “Que quede claro que mi hijo no se separó del grupo. Mi hijo no se revelaba, no hacía nada. El tipo que pasó lo levantó en el aire. Todavía no me entregaron el cuerpo y no tengo cómo velarlo”.

“Mi único hijo. 14 años. ¿Ahora qué hago yo cuando salga libre? Lo único que me dicen que es que mi hijo se apartó del grupo. Que fue mala suerte. Pasó un tipo a 200 kilómetros por hora con una camioneta, pasó más rápido. Yo quiero justicia”, reclamó Alberto. En tanto, la madre agregó: “Mi hijo no correría hacia la calle porque sí. Un compañero de él que vino ayer conmigo a llorar, me dijo ‘Su hijo es un niño de 10’. Se fue sanito y entero”.

“Yo no le echo la culpa a la directora del colegio. Para mí los culpables son los maestros y la preceptora. No estaban atentos. Pasó la preceptora con un grupo para ir al baño. Mi hijo y otros chicos cruzaban la calle para ir al baño. ¿Por qué ella como preceptora no dijo ‘¿Quién quiere ir al baño?’” No estaban atentos los profesores”, apuntó la madre de Thiago tras la pérdida irreparable.

Por último, Alberto reiteró: “Yo quiero justicia, mi hijo se murió, no va a volver. No puede ser que los chicos vayan a una excursión con pocos maestros. La semana pasada mi hija, que está en sexto, fue a una excursión a una universidad en colectivo, ella misma sacó boleto. Tiene que haber justicia. Lo mandé a una excursión y no lo tengo más”, sentenció.