Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Mauricio Macri

POLÍTICA

Mauricio Macri: «Esa joda de vivir de arriba tiene patas cortas y ahora hay que volver a trabajar»

Según Macri, repartir dinero desde el Estado corrompe la cultura del trabajo y va en contra de la meritocracia.



El expresidente, Mauricio Macri, manifestó que la idea del kirchnerismo de subsidiar a todo el mundo terminó siendo una falsedad que perjudicó indirectamente a la economía, dilapidó las reservas del Banco Central y también provocó la pérdida de gran parte del capital que disponía el Estado argentino. En ese marco, sostuvo que el nuevo gobierno que asuma en 2023 deberá levantar una herencia más pesada de la que tuvo que enfrentar en el 2015.

«En diciembre del 2015 había mucha negación de la realidad, porque habíamos vivido muy lindo quemando las reservas del BCRA, los fondos de las AFJP, las reservas de gas y petróleo y ahora todos tomamos conciencia de que esa joda de vivir de arriba tenía patas cortas y ahora hay que volver a trabajar«, señaló Macri en declaraciones citadas por la agencia NA.

«No hay plan, no hay rumbo y eso generó una pérdida total de la confianza. Sin confianza el motor de la inversión que te lleva al empleo no se genera. Si a mí me dejaron el país en el tercer subsuelo, el año que viene lo van a dejar en el séptimo subsuelo: inflación de más del 100%, un gasto imposible, empresas públicas perdiendo fortunas, tarifas en el 15% de lo que valen. Todo patas para arriba de vuelta, como en 2015, pero peor», insistió el fundador del PRO.

Con respecto a la candidatura presidencial en 2023, Macri sostuvo: «No me he anotado. Creo que es el momento de pelear por las ideas y los valores, no por la propia. Estoy en la cancha, siempre voy a estar en la cancha. No voy a abandonar a la gente. Siento que sembré, puse la semilla, pero ahora el árbol es de todos los argentinos».

«No soy optimista sobre el presente, pero sí sobre el futuro, porque hay claridad. Los que cambiaron son los argentinos, que empezaron a ver con claridad que si no apostamos a la cultura del trabajo, a una sociedad meritocrática, a competir, que cada uno encuentre su lugar y sea protagonista, que pongamos al Estado en un lugar donde no nos sofoque, no vamos a crecer», comentó el exjefe de la Ciudad de Buenos Aires.

«No hay que creerle más a los vendedores de asado gratis y espejitos de colores, que se han robado el futuro con ideas que han fracaso en todas partes del mundo. Pero nadie va a venir a invertir en un país donde Pablo Moyano hace lo que quiere, el sindicato de los neumáticos hace lo que quiere, en los puertos están pasando barbaridades, el de la lechería cierra plantas, el Pata Medina maneja la construcción de una ciudad como La Plata, donde hay mapuches que ni siquiera son mapuches y ni siquiera son pueblos originarios, porque son de Chile, y le queman la propiedad a la gente», concluyó.