Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Turquía - Rusia

MUNDO

Moscú busca alternativas para exportar gas: quiere que Turquía sea el nuevo «centro» de suministro

Si bien aún no hay respuesta del presidente turco, desde el Kremlin informaron que ambos mandatarios presentarán propuestas detalladas de la idea.

Este jueves, el presidente Vladimir Putin le propuso a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, que Moscú podría exportar más gas a través de Turquía y convertirlo en un nuevo «centro» de suministro, con el objetivo de preservar la influencia energética de Rusia sobre Europa.

En una reunión en Kazajstán, Putin dijo que «Turquía ofrecía la ruta más confiable para entregar gas a la Unión Europea» y que «la plataforma propuesta permitiría fijar los precios sin política». Rusia está buscando desviar los suministros de los gasoductos Nord Stream, dañados por explosiones el mes pasado que aún están bajo investigación.

Moscú culpó a Occidente, sin proporcionar pruebas, y rechazó lo que calificó de afirmaciones «estúpidas» de que había saboteado los oleoductos. El mandatario ruso le dijo a Erdogan que el centro sería «una plataforma no solo para suministros, sino también para determinar el precio, porque este es un tema muy importante».

«Hoy, estos precios están por las nubes», expresó. «Podríamos regularlos [a ellos] fácilmente a un nivel de mercado normal, sin ningún trasfondo político», agregó Putin. Erdogan no respondió en la parte televisada de su reunión, pero la agencia de noticias rusa RIA citó al portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, diciendo que ambos presidentes «habían ordenado un examen rápido y detallado de la idea», informó Reuters.

Rusia suministró alrededor del 40% del gas de Europa antes de su invasión de Ucrania. Pero había reducido drásticamente los flujos incluso antes de las explosiones, culpando a problemas técnicos que, según dijo, eran el resultado de las sanciones occidentales. Los gobiernos europeos rechazaron esa explicación, acusando a Moscú de utilizar la energía como arma geopolítica.