Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Aníbal Fernández

POLÍTICA

«Nunca cayó bien la gorra»: Aníbal Fernández se defendió de las críticas por el desalojo a los mapuches

Aníbal Fernández explicó las cuestiones de seguridad más importantes de las últimas semanas: el atentado a Cristina Kirchner y el desalojo a los mapuches en Villa Mascardi.



Aníbal Fernández explicó las cuestiones de seguridad más importantes de las últimas semanas: el atentado a Cristina Kirchner y el desalojo a los mapuches en Villa Mascardi. El ministro de Seguridad de la Nación reconoció que hay mucha información respecto al intento de magnicidio a la vicepresidenta. Por otro lado, pese a las críticas recibidas por el trato a los pueblos originarios, actuó acorde a lo exigido por el Poder Judicial.

El exintendente de Quilmes ha sido uno de los funcionarios más cuestionados en los últimos dos meses. A principio de septiembre, con el intento de asesinato a Cristina Kirchner, fue criticado por la endeble custodia que tenía la exmandataria al momento de ser apuntada por un revólver. Al respecto reconoció que debe haber más cuidado a las figuras políticas.

«Un pueblo no tiene por qué no conocer a sus gobernantes. Es una locura lo que pasó, lo que se ha roto a partir de ese momento. Nos obliga prestar atención y cuidar a Cristina, cuidarlo a Máximo y a dirigentes que tengan la importancia en lo cotidiano», explicó en C5N. Asimismo comentó su punto de vista sobre las intenciones de los responsables del atentado: «Sé que la fueron a matar, sé que el objetivo era algo impensado en Argentina hasta ese momento», agregó.

Otro de los temas que lo pusieron en el centro de la escena fue el desalojo a los mapuches en Río Negro. Lo responsabilizaron de detenciones y represión a la comunidad. Aníbal Fernández decidió defenderse ante las críticas: «Yo no conozco en Argentina y en el mundo gente más peronista que yo. Igual que yo, millones, pero más, ninguno. Todo lo que se dijo es mentira. A eso hay que sumarle tiene una razón de ser. 19 veces juré en mi vida y nunca tuve un problema con un pueblo originario«, subrayó.

El ministro le dejó la carga de lo sucedido a la encargada de la causa: «La jueza tomó la decisión de desalojar y nosotros cuando tenemos la instrucción debemos cumplirla. Si hay compañeros que se sintieron defraudados con ese tema, no me molesta. Nunca cayó bien «el gorra». A mi me toca hacer esa tarea en este momento, pero la ley hay que cumplirla y no hice otra cosa que hacer eso«, cerró.