Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
China

MUNDO

ONU: el Consejo de Derechos Humanos rechazó un debate sobre China

Un informe de la organización detectó posibles crímenes contra la humanidad contra los uigures y otros musulmanes en la región china de Sinkiang.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU rechazó un debate sobre la situación en China, ya que el proyecto -auspiciado por Estados Unidos- recibió más rechazos que aprobaciones y 11 abstenciones, entre ellas la de la Argentina. Es la segunda vez en los 16 años de historia del Consejo que se rechaza una moción. Un informe de la organización detectó posibles crímenes contra la humanidad contra los uigures y otros musulmanes en la región china de Sinkiang.

Los observadores la consideran un revés tanto para los esfuerzos de rendición de cuentas como para la autoridad moral de Occidente. «Esto es un desastre. Es realmente decepcionante», dijo Dolkun Isa, presidente del Congreso Mundial Uigur, cuya madre murió en un campamento y cuyos dos hermanos están desaparecidos, replicó Télam.

«Nunca nos rendiremos, pero estamos realmente decepcionados por la reacción de los países musulmanes», añadió. El proyecto tuvo 17 votos a favor, entre ellos Alemania, Francia, Reino Unido y Estados Unidos; 11 abstenciones, Argentina, Brasil y Ucrania, entre otros; y 19 rechazos, China, Bolivia, Venezuela, Qatar, Indonesia y Pakistán, entre ellos.

El embajador chino Chen Xu había advertido poco antes de la votación que la moción crearía un «atajo peligroso» para examinar el historial de derechos humanos de otros países. «Hoy se apunta a China. Mañana lo será cualquier otro país en desarrollo», expresó el funcionario, publicó Reuters.

El 31 de agosto, la oficina de derechos humanos de la ONU publicó un informe largamente esperado en el que se constataba la existencia de graves violaciones a los derechos humanos en Sinkiang, lo que ha aumentado la presión sobre China. Pekín niega enérgicamente cualquier abuso y ha dicho que está «preparado para luchar» si se toman medidas contra China.

Los grupos de derechos acusan a Pekín de abusos contra los uigures, una minoría étnica mayoritariamente musulmana que cuenta con unos 10 millones de personas en la región occidental de Sinkiang, incluidos trabajos forzados en campos de internamiento. Estados Unidos ha acusado a China de genocidio.

Argentina se abstuvo

Según informaron fuentes oficiales, la postura argentina de la abstención se debe a que se pretendía tratar este informe que «fue voluntario sin el consentimiento de China», lo cual «rompe el fundamento de cooperación entre los miembros de Consejo y sólo busca politizar el mecanismo».

La señal de los países que abstuvieron estuvo dirigida a que «no se politice el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y que no se transforme en un ámbito de disputa entre potencias», indicaron desde la Cancillería que conduce Santiago Cafiero. De esta manera, la Argentina «impulsa que se siga fortaleciendo la cooperación para promover y proteger los derechos humanos».