Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Qué ministros aún acompañan a Alberto Fernández y resistieron los cambios

Apenas cinco nombres propios se mantienen en su lugar, entre quienes se destaca ‘Wado’ de Pedro, hombre de La Cámpora.



A poco de cumplirse tres años de gobierno, el gabinete de Alberto Fernández sufrió grandes modificaciones en su composición. Tan solo cinco ministros del equipo original que asumió en diciembre de 2019 permanecen en sus cargos y acompañando al Presidente. Con las salidas de Juan Zabaleta, Claudio Moroni y Elizabeth Gómez Alcorta, se llegó a 17 renuncias (16 ministros y un secretario).

En algunos casos, reubicaron a funcionarios en otras áreas, como ocurrió con el exjefe de Gabinete y actual canciller Santiago Cafiero, y el ministro de Defensa y actual titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Agustín Rossi. Asimismo, con las designaciones de Victoria Tolosa Paz en Desarrollo Social, de Raquel ‘Kelly’ Olmos en Trabajo y de Ayelén Mazzina en Mujeres, Géneros y Diversidad, Fernández apuntó a equiparar el tan reclamado cupo de mujeres.

Pero hay “sobrevivientes” de las turbulencias. Se trata de cinco nombres propios que permanecen en sus cargos desde el 10 de diciembre de 2019: los ministros Eduardo ‘Wado’ de Pedro (Interior), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Tristán Bauer (Cultura) y Juan Cabandié (Ambiente y Desarrollo Sustentable); y los secretarios Julio Vitobello (General de la Presidencia) y Vilma Ibarra (Legal y Técnica).

Cronología de los movimientos durante la gestión de Alberto Fernández

De los 21 ministros iniciales, 14 funcionarios presentaron su renuncia o fueron despedidos; a otros tres fueron los reasignaron y uno de ellos, Mario Meoni, falleció en un accidente de tránsito. La primera en renunciar fue María Eugenia Bielsa, ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat hasta el 13 de noviembre de 2020, tras constantes cuestionamientos a su gestión producto de las ocupaciones de tierras en el conurbano bonaerense y en la Patagonia. La reemplazó Jorge Ferraresi.

En 2021, en medio de la pandemia del Covid-19, a Ginés González García, hasta entonces titular del área de Salud, lo invitaron a dar un paso al costado producto del escándalo del “Vacunatorio VIP”, en el que se filtró una lista de funcionarios vacunados a dedo sin cumplir con las condiciones para recibir la primera dosis, lo cual Fernández consideró un simple “adelantamiento en la fila”. Lo reemplazó Carla Vizzotti.

La siguiente fue Marcela Losardo, quien dejó su cargo en Justicia y Derechos Humanos el 18 de marzo de 2021, en plena interna entre el Presidente y la vicepresidenta Cristina Kirchner. La sucedió Martín Soria. Esta confrontación alcanzó uno de sus mayores picos tras la derrota en las PASO de septiembre de 2021, lo que motivó a la titular del Senado a exigirle al mandatario mediante una carta abierta cambios en el equipo que lo acompañaba.

Varios funcionarios, con De Pedro a la cabeza, presentaron su renuncia. El mandatario sólo aceptó las de Sabina Frederic, ministra de Seguridad; de Roberto Salvarezza, de Ciencia, Tecnología e Innovación; de Luis Basterra, de Agricultura, y la de Nicolás Trotta, de Educación, quien no había presentado su dimisión. De igual forma, éste dejó su puesto en tensión con las medidas adoptadas por Fernández en pleno confinamiento.

En tanto, al canciller Felipe Solá lo removieron de su cargo tras la caída en los comicios: “Me echaron sorpresivamente”, denunció en la escala de un vuelo hacia el exterior. En su lugar, el jefe de Estado reubicó al hasta entonces jefe de Gabinete y miembro de su círculo más cercano, Cafiero. Juan Manzur, gobernador en uso de licencia de Tucumán, desembarcó en Balcarce 50, en la coordinación de ministros.

Entre los funcionarios reubicados figura también Daniel Arroyo, quien cesó sus tareas en Desarrollo Social para lanzar sus candidaturas a diputado de la Nación. Lo mismo había hecho Rossi, que dejó Defensa para ser candidato a senador nacional por Santa Fe, aunque fue con derrota a manos del candidato del gobernador local Omar Perotti, respaldado a su vez por Cristina Kirchner. En la actualidad, Arroyo obtuvo su lugar en la Cámara baja y Rossi comanda la AFI (luego de la salida de Cristina Caamaño).

La tensión entre Cristina Kirchner y Alberto Fernández fue en aumento y generó un parte aguas entre los funcionarios, lo que dio pie a una catarata de salidas estruendosas. Las más resonantes fueron las de Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) y Martín Guzmán (Economía), los “caballitos de batalla” del mandatario que dejaron sus cargos sobrepasados por las presiones internas.

Luego de un off difundido por el ministro de Desarrollo Productivo en el que acusaba a funcionarios del ala de la vice de haber licitado el gasoducto de Vaca Muerta para beneficiar a la multinacional Techint, el Presidente le pidió la renuncia. A través de una carta de más de 14 páginas, Kulfas dejó su cargo no sin cuestionar la interna oficialista y apuntar contra la vice. En tanto, Guzmán irrumpió con una carta que publicó en primera instancia vía Twitter, generando el desconcierto del Gobierno entero, incluso del propio Fernández.

Ante ello, el mandatario y su vice rompieron el silencio entre ellos y retomaron diálogo para ordenar la situación. Luego de un llamado telefónico, ambos coincidieron en designar a Daniel Scioli –hasta entonces embajador argentino en Brasil, quien tras la llegada de Massa retornó a su función diplomática– a Desarrollo Productivo y a Silvina Batakis –era secretaria de Provincias del Ministerio de Interior y ahora es titular del Banco Nación– a Economía.

En tanto, en la última semana Gómez Alcorta renunció a su cargo de ministra de Mujeres, producto del accionar de las fuerzas de seguridad en el marco del desalojo a los mapuches en la Patagonia. Esto motorizó la salida de Moroni, amigo personal de Fernández y otro de los apuntados por el kirchnerismo, del Ministerio de Trabajo alegando problemas personales. Zabaleta aprovechó la situación y se sumó a la ola de renuncias y, respetando su palabra, retornó a la intendencia de Hurlingham en manos de La Cámpora.

Los secretarios que se fueron y los que permanecen

Gustavo Béliz, quien fue Secretario de Asuntos Estratégicos de la presidencia, optó por comunicar su salida del Gobierno tras la designación de Sergio Massa como ministro de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura. Fiel a su estilo silencioso, y mediante una breve carta que concluyó con un espiritual “Dios los guarde”, renunció el pasado 28 de julio de 2022.

Tanto Vitobello (Secretario General de la Presidencia) como Ibarra (Secretaria de Legal y Técnica) permanecen en funciones y forman parte del círculo rojo, y cada vez más chico, del mandatario. A su parte, el secretario de Derechos Humanos de la Nación (bajo la órbita de la cartera de Justicia y Derechos Humanos), Horacio Pietragalla Corti, continúa en su cargo desde el 27 de diciembre de 2019.