Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Rusia

MUNDO

Rusia otra vez bombardea Kiev

«Otro lote de misiles rusos golpea la infraestructura crítica de Ucrania. En lugar de luchar en el campo de batalla, Rusia lucha contra los civiles», dijo el canciller ucraniano, Dmitro Kuleba.

Este lunes se escucharon explosiones en Kiev y las autoridades ucranianas información de ataques con misiles rusos en todo el país. Este nuevo ataque ocurre después de que Rusia culpara a Ucrania de un ataque a su flota del mar Negro y se retirara de un acuerdo para permitir los envíos de grano ucraniano.

Rusia y Ucrania se encuentran entre los mayores exportadores de alimentos del mundo y el bloqueo ruso de los envíos de grano ucraniano utiliza una crisis alimentaria mundial a principios de este año. Tras el anuncio de Rusia de que dejaría de cooperar con las exportaciones de grano, los futuros del trigo de Chicago escalaban más de un 5% el lunes.

«Otro lote de misiles rusos golpea la infraestructura crítica de Ucrania. En lugar de luchar en el campo de batalla, Rusia lucha contra los civiles», dijo el ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba. «No justifiquen estos ataques llamándolos ‘respuesta’. Rusia lo hace porque sigue teniendo los misiles y la voluntad de matar a los ucranianos», agregó.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Oleg Nikolenko, expresó que los conocimientos habían alcanzado infraestructuras energéticas en Kiev y otras ciudades, provocando cortes de electricidad y agua. «A Rusia no le interesan las conversaciones de paz, ni la seguridad alimentaria mundial. El único objetivo de Putin es la muerte y la destrucción», añadió, replicó Reuters.

Acuerdo de exportación de granos

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, acusó a Rusia de «chantajear al mundo con el hambre» al retirarse del acuerdo de exportación de alimentos negociado por la ONU y Turquía. Entre los buques retenidos había uno que transportaba miles de toneladas de trigo, fletado por el Programa Mundial de Alimentos para una respuesta de emergencia en la región del Cuerno de África.

El acuerdo sobre los cereales exigía que Rusia y Ucrania coordinaran las inspecciones y el tránsito de los barcos por el mar Negro, con la ONU y Turquía como mediadores. Ningún barco transitó el domingo. Las Naciones Unidas afirmaron que este lunes el tránsito se reanudaría.