Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente

POLÍTICA

Toma de colegios: Indignación en el Gobierno porteño por los destrozos en los baños del Mariano Moreno

El Gobierno porteño dio a conocer las rupturas que provocaron en los baños aquellos que están realizando la toma de los colegios en la Ciudad.



El Gobierno porteño dio a conocer las rupturas que provocaron en los baños aquellos que están realizando la toma de los colegios en la Ciudad. Puertas destrozadas, mingitorios rotos y pintados, paredes vandalizadas. Esto generó mucha indignación, principalmente en las autoridades, porque en una de las instituciones se había invertido dinero en la mejora de los baños y en tan solo dos años tuvieron un desenlace inesperado.

La tensión entre estudiantes y los funcionarios porteños se mantienen por la cantidad de días que llevan tomados los colegios. En Horacio Rodríguez Larreta no sólo afecta por el hecho de que se trata de un accionar ilegal, sino que se pierden días de clases. El cumplimiento de los 192 días es una cuestión fundamental para el alcalde de la Ciudad de Buenos Aires.

Más allá de la indignación que provocó las tomas de los centros educativos, todo empeoró luego de que se observaron los baños completamente destrozados. Como consecuencia el Gobierno porteño ajustó las sanciones para aquellas personas que hayan aido artífices de las rupturas. Los padres de los chicos que tomaron el Mariano Moreno, deberán abonar $1,5 millones por día perdido.

Uno de los que hizo referencia sobre la vandalización de los baños fue el Jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel: “Es una obra que hicimos en el 2020, invertimos en la escuela porque los baños estaban destrozados por vandalismo. Entonces se puso todo a nuevo y hoy los baños están nuevamente destrozados y vandalizados”, indicó según cuenta NA.


Hace algunos días Horacio Rodríguez Larreta fue concreto y se expresó imperturbable frente a los reclamos: «No vamos a dialogar con los que anulan el diálogo. Con las escuelas que volvieron a su actividad habitual retomamos el diálogo, el diálogo que siempre tuvimos. Con los que mantengan las tomas vamos a ser inflexibles. No hay diálogo ante la extorsión. No vamos a permitir que pequeños grupos marquen el ritmo de la educación en la Ciudad«, sostuvo.