Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ucrania

MUNDO

Ucrania a oscuras tras los ataques rusos

La semana pasada, Rusia intensificó sus ataques contra varias infraestructuras críticas en Ucrania.

Este jueves, los habitantes de Ucrania se enfrentaron a las primeras interrupciones de la electricidad a gran escala en todo el país. Las autoridades tratan de limitar el suministro para permitir a las empresas energéticas reparar sus instalaciones eléctricas, que han sido afectadas por los ataques aéreos de Rusia.

La oficina del presidente Volodímir Zelenski informó a última hora del miércoles que minimizarán el uso de la electricidad durante este jueves. No se anunció un calendario de cortes. En las principales ciudades anunciaron restricciones al uso de transportes públicos con motor eléctrico y redujeron la frecuencia de los trenes del metro.

DTEK, uno de los principales proveedores de electricidad de Kiev, anunció a los consumidores que haría todo lo posible para que los cortes no duraran más de cuatro horas. Toda la región nororiental de Sumy, fronteriza con Rusia, dijo que pasaría todo el día sin agua, transporte eléctrico ni alumbrado público.

«Necesitamos tiempo para restaurar las centrales eléctricas, necesitamos un respiro para nuestros consumidores», expresó Volodímir Kudritski, jefe del operador de la red eléctrica Ukrenergo. Zelenski ha declarado que los ataques aéreos rusos han dañado el 30% de las centrales eléctricas en poco más de una semana, informó Reuters.

A última hora del miércoles anunció que otras tres instalaciones energéticas habían sido atacadas ese día. «Por favor, limiten su consumo de electricidad y utilicen los aparatos que consumen mucha energía», dijo. Una de las instalaciones atacadas fue una importante central térmica de carbón en Burshtýn, en el oeste del país.

«Desgraciadamente hay destrucción, y es bastante grave», expresó Svitlana Onyshchuk, gobernadora de la región de Ivano-Frankivsk, al hablar de ese ataque. La semana pasada, Rusia intensificó sus ataques contra infraestructuras críticas en Ucrania.