Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Brasil

MUNDO

Votaron Lula y Bolsonaro: ¿las elecciones en Brasil se definen en primera vuelta?

La expectativa crece minuto a minuto en el gigante sudamericano. ¿Quién será el próximo presidente?

Las elecciones presidenciales en Brasil ya están en marcha desde las 9.00 de este domingo. En este marco, Luiz Inácio Lula Da Silva y Jair Bolsonaro cumplieron con el ritual del voto y ahora aguardan con fuerte expectativa que cierren los comicios para tener los primeros resultados oficiales. Esos guarismos estarán disponibles aproximadamente a las 19.00 y marcarán el futuro de los más de 210 millones de habitantes del gigante sudamericano.

Las casillas de votación estarán abiertas hasta las 17.00, cuando empezarán a cargarse los datos de las urnas electrónicas. Lula, líder del Partido de los Trabajadores y favorito en las encuestas, emitió su voto en la localidad paulista de San Bernardo, donde inició su carrera política. Muy emocionado, expectante y acompañado por su esposa Rosângela da Silva, ‘Janja’, Lula afirmó que tiene las mejores perspectivas y confía en quedarse con la victoria, según NA.

El voto de Lula

“El país necesita recuperar el derecho de ser feliz. Queremos un país que viva en paz, con esperanza y que crea en el futuro”, afirmó el dos veces presidente brasileño. Lula votó 9.15, poco después de que abrieran los colegios electorales, en medio de una marea de periodistas y fotógrafos, mezclados con militantes, que quisieron acompañarlo a cumplir con su sufragio. Tras marcar el número 13 que identifica a su lista en las máquinas del sufragio electrónico, Lula besó varias veces el comprobante que le dieron de la Justicia Electoral.

“En 2018 no pude votar porque estaba preso, víctima de una mentira, y cuatro años después estoy votando con reconocimiento de mi total libertad y la posibilidad de volver a ser presidente de este país y que vuelva a la normalidad”, subrayó el exmandatario, que estuvo preso 580 días por dos condenas de corrupción que luego fueron anuladas por el Tribunal Suprema. Su búnker está montado en el hotel Novotel Jaraguá del centro de San Pablo. De confirmarse un triunfo, prometió celebración sobre la tradicional Avenida Paulista.

El voto de Bolsonaro

Por su parte, Bolsonaro cumplió con su voto en la ciudad de Río de Janeiro, enfundado en una camiseta de Brasil y acompañado por su familia y círculo íntimo. Llegó a Vila Militar, en la zona oeste de Río, lugar diez minutos antes de la apertura, votó en 20 segundos, saludó a las autoridades y rápidamente se retiró. “Hay que respetar las elecciones limpias”, planteó el líder del Partido Liberal.

“Y… Elecciones limpias, no hay problema. Que gane el mejor”, señaló al retirarse del lugar, luego de agitar el fantasma del fraude semanas atrás, lo que encendió las alarmas en Lula y en la comunidad internacional. “En estos 45 días, fui a prácticamente todos los estados. Ayer en Joinville, algo nunca visto en Brasil. Tanta gente en la calle apoyándonos. Lamentablemente no lo vi en la prensa. Pero es parte de la regla del juego, lo que cuenta es la gente de datos”, concluyó Bolsonaro, que esperará los resultados en Brasilia.