Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
La Cámpora

POLÍTICA

“Y Macri también”: La Cámpora y Movimiento Evita se sacaron chispas en las redes

Tras una reunión entre representantes de esa organización social y la CGT con vistas a una posible alianza electoral en 2023.



El Frente de Todos vuelve a estar en medio de un conflicto entre fuerzas que lo integran. En esta ocasión, La Cámpora y Movimiento Evita se sacaron chispas en las redes sociales. La organización liderada por el diputado nacional Máximo Kirchner y el funcionario bonaerense Andrés ‘Cuervo’ Larroque publicó una acusación contra el movimiento de Emilio Pérsico y Fernando ‘Chino’ Navarro, que no se quedó callado y redobló la apuesta.

La agrupación kirchnerista sostuvo que el Evita formó alianzas con el expresidente Mauricio Macri, lo que provocó una rápida respuesta de ese sector que mantiene sus cuadros dirigenciales en el Gobierno, dentro de la Jefatura de Gabinete y del Ministerio de Desarrollo Social. “Y Macri también”, ironizó La Cámpora junto a una selección de capturas de pantalla de noticias de distintos medios de comunicación.

En las mismas se informa una reunión entre los representantes de la Confederación General del Trabajo (CGT) y los referentes de los movimientos sociales que responden al mandatario Fernández para trazar una potenciar alianza electoral. Se trata de una cumbre en el predio de UPCN con el objetivo de delimitar una alianza que le haga peso político al kirchnerismo en el camino a las elecciones de 2023.

Del otro lado, la respuesta hacia el espacio político referenciado en la vicepresidenta Cristina Kirchner y su hijo no tardó en llegar. Pues, minutos después, y por el mismo canal, la fuerza que responde a Pérsico replicó: “Compañerxs, hagámonos cargo de los problemas que sufre la Argentina y trabajemos para resolverlos”. Redoblando la apuesta, agregó: “Además, no era que Clarín miente?”.

La interna entre La Cámporta y Movimiento Evita

No es el primer cruce entre las fuerzas con mayor número de militantes del Frente de Todos. Su rivalidad se extiende por más de una década y se relaciona a disputas por el control del territorio, y a las concepciones antagónicas sobre el rol de la economía popular y de los movimientos sociales. La tensión se remonta hacia finales del primer mandato de Cristina Kirchner, tras la muerte de Néstor Kirchner.

En ese entonces, la agrupación liderada por Máximo Kirchner demostraba un crecimiento ponderable en volumen militante, y sus cuadros ocupaban cada vez más cargos en las estructuras del Estado. Esta situación generó recelos en el Evita, una organización heredera del Movimiento de Trabajadores Desocupados Evita (MTD- Evita), y las disputas por el territorio se convirtieron en moneda corriente.

Tras la reestructuración económica del país, el kirchnerismo vio con otros ojos la persistencia de los movimientos sociales en protestas callejeras o en tomas de tierras. En 2012, La Cámpora y el Evita se aliaron para formar “Unidos y Organizados”, coordinadora de organizaciones en el que iba a apoyarse el gobierno kirchnerista. Pero la unidad duró poco. La Cámpora desplazó al Evita de la toma de decisiones y la grieta tomó profundidad. ¿Incidirá esto en 2023?