Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Cristina Kirchner

POLÍTICA

Cristina Kirchner despidió a Hebe de Bonafini con un mensaje a través de las redes

“Símbolo mundial de la lucha por los Derechos Humanos y orgullo de la Argentina”, expresó la vicepresidenta.



La vicepresidenta Cristina Kirchner despidió este domingo a la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien falleció a los 93 años. “Símbolo mundial de la lucha por los Derechos Humanos y orgullo de la Argentina”, definió Cristina a la activista. Debido a su partida, el presidente Alberto Fernández decretó tres días de duelo nacional en homenaje a una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo.

“Queridísima Hebe, Madre de Plaza de Mayo, símbolo mundial de la lucha por los Derechos Humanos, orgullo de la Argentina. Dios te llamó el día de la Soberanía Nacional… no debe ser casualidad. Simplemente gracias y hasta siempre”, expresó Cristina desde su cuenta de Twitter ante la noticia. De Bonafini estuvo internada tres días en el Hospital Italiano de la ciudad bonaerense de La Plata por controles médicos y recibió el alta el pasado 13 de octubre.

La semana previa a esa internación, la dirigente había encabezado la marcha que realiza todos los jueves, y en esa ocasión habían invitado a estudiantes secundarios para que expusieran sobre las tomas de escuelas en la Ciudad de Buenos Aires. El día anterior a esa actividad, De Bonafini había asistido al Centro Cultural Kirchner (CCK) para presenciar la inauguración de la muestra fotográfica que expuso en imágenes su biografía, titulada “Hebe de Bonafini, una madre rev/velada”.

En la presentación, se refirió a su historia y a la de su familia, y agradeció al ver las fotos que captaban momentos de su vida y las de sus hijos Jorge Omar y Raúl Alfredo, secuestrados y desaparecidos por la dictadura cívico militar. “Me olvidé de quién era el día en que ellos desaparecieron, nunca pensé más en mí”, dijo Bonafini en ese evento del CCK.

Al repasar su biografía, contó que sus padres y su abuela le habían enseñado “el valor del trabajo” mientras que sus hijos desaparecidos le enseñaron “lo que es la política”. De Bonafini había nacido en un barrio obrero de la localidad de Ensenada y hubiera cumplido 94 años el 4 de diciembre próximo. Su deceso ocurrió este domingo a las 9.20, según comunicó su hija, Alejandra Bonafini.