Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Israel

MUNDO

Dos explosiones simultáneas deja 18 heridos en Jerusalén

En las últimas semanas, ha habido un repunte en los ataques palestinos en las zonas de Cisjordania bajo ocupación militar israelí.

Este miércoles, dos explosiones se registraron cerca de paradas de colectivo de Jerusalén, y una persona murió y al menos otras 18 resultaron heridas en lo que la Policía dijo que eran presuntos ataques palestinos. Los estallidos coinciden con altas tensiones entre Israel y palestinos, después de meses de incursiones israelíes en Cisjordania.

La primera explosión ocurrió en las afueras de la ciudad, donde las personas suelen aglomerarse en las paradas de colectivos, mientras que la segunda sucedió en Ramot, un asentamiento en el norte de la ciudad. En las últimas semanas, ha habido un repunte en los ataques palestinos en las zonas de Cisjordania bajo ocupación militar israelí, informó Télam.

La violencia también llega cuando el exprimer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, mantiene conversaciones poselectorales para formar el nuevo Gobierno de Israel, que sería el más opuesto a descolonizar Palestina. Itamar Ben-Gvir, un diputado extremista que pide la pena de muerte para los atacantes palestinos, dijo que el ataque mostraba que «Israel necesitaba adoptar una postura más dura sobre la violencia palestina».

«Debemos exigir un precio al terror», expresó. «Debemos volver a tener el control de Israel, restaurar la disuasión contra el terrorismo», agregó. La Policía, que estaba buscando a los presuntos atacantes, manifestó que sus hallazgos iniciales mostraron que «se colocaron artefactos explosivos cargados de metralla en las dos paradas de colectivo» en Jerusalén.

El movimiento islamista palestino Hamas, que controla la Franja de Gaza, «saludó» los atentados sin reivindicarlos. Dijo que es el «precio de los crímenes y de las agresiones» de Israel contra el pueblo palestino. En las operaciones israelíes y los enfrentamientos consecutivos causaron la muerte de más de 125 palestinos, el balance más grave desde hace siete años, según la ONU.