Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Camerún
Foto de FIFA

DEPORTES

El gesto de Breel Embolo: alma en Suiza, corazón en Camerún

El suizo Breel Embolo se ha ganado el respeto unánime de su país de nacimiento, Camerún, tras anotar un gol.

Si bien la Copa Mundial es una competición muy disputada, lo cierto es que es una ocasión para que los diferentes países confraternicen y se unan. En este sentido, el suizo Breel Embolo seguramente sea arquetipo perfecto de estos valores en Qatar 2022. El partido del Grupo G que jugaron este jueves la Nati y Camerún tal vez no quedará grabado en la memoria, pero sí la celebración –o más bien, la no celebración– del jugador del Mónaco.

Se jugaba el minuto 47 del encuentro en el Estadio Al Yanub. El delantero de 25 años logró batir a André Onana tras culminar una jugada de libro. Después, cuando la alegría por haber marcado su primer gol en un Mundial podría –y debería– haberle invadido, el delantero centro se vio embargado por la eterna consideración que siente hacia el país que lo vio nacer. Porque sí, aunque Breel Embolo se crió en Suiza, nació en Yaundé, la capital camerunesa.

“Siempre he precisado hasta qué punto este partido contra Camerún era importante para mí en el plano emocional”, declaró tras el encuentro. “También he explicado lo feliz y orgulloso que estaba de representar a Suiza. Para mí era evidente, por motivos de respeto, que no iba a celebrarlo si marcaba. Aunque por supuesto, estoy muy contento con este gol”.

La historia habría sido diferente si el gol de la victoria lo hubiese marcado otro delantero helvético, pero esa historia que ocurrió efectivamente –y muy bien escrita, si te paras a pensarlo– dio lugar a un momento de Catar 2022 que será inolvidable a la vez tanto para los suizos… como para los cameruneses. Lejos de estar abatidos, los Leones indomables, que siguen confiando en sus opciones de clasificarse, no sentían demasiada amargura por haber perdido; gracias sobre todo al noble comportamiento de su verdugo.

“Primero, quiero felicitarlo, porque es amigo mío. Nos conocemos muy bien, y comprendo que no lo celebrase”, declaró a posteriori el oriundo de Camerún, Georges-Kevin Nkoudou, con gran deportividad. “Ha sido contra su país de origen. Es su tierra; no hay que olvidarlo. Para mí, es completamente normal que reaccionase de esa forma. Ha sido muy emotivo para nosotros; es una muestra de respeto”.

Aunque no tuvo la oportunidad de intentar dar réplica a Embolo porque este jueves permaneció en el banquillo, el delantero del Young Boys suizo Jean-Pierre Nsame quizás habría vivido las mismas sensaciones que su rival si hubiese llegado a ver puerta contra una nación que le ha dado mucho desde 2016. “En mi fuero interno, pensé que habría tenido la misma reacción que él si hubiese marcado contra Suiza. Es alguien a quien conozco personalmente; es amable y muy humilde. Pensé: ‘respeto’, porque no necesariamente estaba obligado a no celebrar un gol marcado en un Mundial contra Camerún. Pero creo que nos parecemos mucho, porque por mi parte, yo habría hecho lo mismo”, señaló Nsame.

Así pues, Breel Embolo puso a todos de acuerdo; y se ganó el respeto de todos los jugadores y de todos los seguidores de los Leones indomables. Aunque en un principio no quería acaparar el protagonismo por su doble nacionalidad suizo-camerunesa… “Dije antes del partido que no tenía que girar todo en torno a ‘Breel contra Camerún’, sino a Suiza contra Camerún. Y esta tarde hemos hecho un trabajo excelente”, resaltó Embolo.