Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Israel

MUNDO

Israel bombardeó la Franja de Gaza

Son los primeros disparos del ejército de Israel desde agosto y poco después de las elecciones legislativas.

Aviones israelíes atacaron «instalaciones militares» subterráneas en la Franja de Gaza, en respuesta al lanzamiento de cohetes desde ese enclave palestino contra su territorio. La noche del jueves, el ejército de Israel y fuentes locales reportaron el lanzamiento de cohetes desde Gaza, los primeros desde agosto y 48 horas después de la victoria electoral del exprimer ministro Benjamin Natanyahu.

Horas antes de los cohetes, se informó de la muerte de al menos cuatro palestinos en diferentes episodios a manos de las fuerzas israelíes, dos de ellos en el campo de refugiados de Jenin, en los territorios ocupados palestinos de Cisjordania. Después de los lanzamientos, «el ejército israelí atacó un sitio militar subterráneo de producción de cohetes» de Hamas, que controla la Franja de Gaza, informó Télam.

Fuentes de seguridad en Gaza informaron que hubo una decena de ataques sobre dos «lugares militares» en el centro de este enclave de 2,3 millones de habitantes, objeto de un bloqueo israelí desde 2007. Por su parte, la Autoridad Palestina acusó a Israel del repunte de la violencia. También alertó que podría conducir a «un punto de no retorno» con consecuencias «devastadoras para todos».

«Hacemos responsable al Gobierno de Israel del repunte de las tensiones sobre el terreno contra el pueblo palestino. Pedimos a la Administración de Estados Unidos que aplique aquello a lo que se ha comprometido y actúe inmediatamente para presionar a Israel para que detenga sus crímenes contra la población palestina», expresó el vocero de la Presidencia palestina, Nabil abu Rudeina.

Por su parte, el primer ministro palestino, Muhamad Shtaye, denunció el «castigo colectivo» impuesto por las autoridades israelíes contra ciudades y poblaciones palestinas en el marco de sus operaciones de seguridad, algo que —advirtió— «no será aceptado ni tolerado».