Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Rusia - Unión Europea

MUNDO

La Unión Europea prepara un noveno paquete de sanciones a Rusia

El mes pasado, el bloque dio el visto bueno definitivo a su octava tanda de sanciones por la invasión a Ucrania.

La Unión Europea sigue adelante con un noveno paquete de sanciones a Rusia en respuesta al ataque a Ucrania, anunció este jueves la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. «Estamos trabajando intensamente para golpear a Rusia donde le duele, para reducir aún más su capacidad de hacer la guerra a Ucrania, y puedo anunciar hoy que estamos trabajando a toda velocidad en un noveno paquete de sanciones», expresó.

«Y confío en que muy pronto aprobaremos un límite global de precios para el petróleo ruso con el G7 y otros socios importantes. No descansaremos hasta que Ucrania haya vencido a Vladimir Putin y su guerra ilegal y bárbara», agregó. Von der Leyen no dio detalles sobre las medidas que podría contener una nueva ronda de sanciones.

El mes pasado, el bloque dio el visto bueno definitivo a su octava tanda de sanciones por la invasión, que incluye más restricciones al comercio de acero y productos tecnológicos. Von der Leyen manifestó que «los ataques de Rusia a las infraestructuras civiles ucranianas, como el suministro eléctrico, equivalían a crímenes de guerra».

«También sé que nuestros amigos ucranianos superarán esa estrategia porque son fuertes y su causa es justa, y nosotros, la UE, estamos a su lado en estos momentos tan difíciles mientras sea necesario», dijo en una rueda de prensa conjunta con las primeras ministras de Finlandia y Estonia, y la viceprimera ministra de Suecia, informó Reuters.

El Parlamento Europeo designó el miércoles a Rusia como Estado patrocinador del terrorismo, argumentando que sus ataques militares contra objetivos civiles ucranianos, como infraestructuras energéticas, hospitales, escuelas y refugios, violan el derecho internacional.

Rusia niega haber atacado deliberadamente a civiles en Ucrania, pero reconoce una campaña de ataques contra la energía eléctrica y otras infraestructuras, que Moscú sugiere que tienen como objetivo reducir la capacidad de lucha de Kiev y empujarla a negociar.