Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Lula Da Silva

MUNDO

Lula da Silva quiere impulsar un plan de gasto social y los inversores se impacientan

Los inversores han dicho que quieren que Lula restablezca reglas firmes para las finanzas públicas.

La efímera luna de miel de los mercados con el presidente electo de Brasil, Lula da Silva, parecía haber terminado el jueves, ya que los inversores se impacientaron ante su deseo de impulsar el gasto social sin fijar reglas fiscales a largo plazo ni designar a los responsables de la política económica.

La moneda brasileña y el índice bursátil de referencia subieron la semana pasada tras la victoria electoral de Lula, al disiparse los temores de volatilidad política en la mayor economía de América Latina. Pero sus recientes comentarios, en los que ha dicho que pretende dar prioridad al gasto social por encima de las preocupaciones del mercado.

Esto, junto con la falta de claridad sobre sus principales nombramientos ministeriales, han llevado a una dura reevaluación de su futuro Gobierno. Los inversores han dicho que quieren que Lula restablezca reglas firmes para las finanzas públicas después de los grandes desembolsos del actual presidente Jair Bolsonaro durante la pandemia y la temporada electoral.

Lula tras el anuncio del gasto social, también cuestionó la prioridad dada a partes del marco económico de Brasil -incluyendo un techo de gasto constitucional que ha sido eximido repetidamente con Bolsonaro, informó Reuters. «¿Por qué se habla del techo de gasto, pero no de las cuestiones sociales?», preguntó. «¿Por qué tenemos un objetivo de inflación, pero no un objetivo de crecimiento?», agregó.

La reacción negativa a los comentarios de Lula y a su equipo de transición es el último ejemplo de la respuesta inmediata y contundente de los inversores a las propuestas económicas de los Gobiernos nacientes, en un contexto de realidad mundial de alta inflación, débil crecimiento y bajo apetito de riesgo.