Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Marcelo Longobardi

ESPECTÁCULO

Marcelo Longobardi: «No hay un día en el que no tengamos enfrentamientos entre políticos»

Según Longobardi, la clase política vive encerrada en temas superfluos e irrelevantes para la sociedad.

Marcelo Longobardi, periodista y conductor de radio, manifestó que los políticos tanto del oficialismo como de la oposición conviven con peleas permanentes que se repiten todos los días. En ese marco, Longobardi afirmó que mientras sucede esto, la mitad de la población de la Argentina, que vive en conglomerados urbanos grandes, carece de al menos un servicio básico como agua potable, gas o electricidad.

«Ayer Victoria Tolosa Paz, ministra de Desarrollo Social, dijo que hay miembros del Gobierno que critican decisiones como si estuvieran afuera. Es una suerte de conflicto dentro del Gabinete nacional entre albertistas, cristinistas y peronistas, por lo tanto, Tolosa Paz destapa un nuevo conflicto. No hay un día en el que no tengamos enfrentamientos entre políticos«, arremetió Longobardi en la radio CNN.

«Hay un dato que ofrece el diario La Nación con la firma del periodista, Carlos Manzoni, que dice que la mitad de la población argentina que viven en conglomerados urbanos grandes carecen de algún servicio básico como cloacas, gas, agua corriente y electricidad», expresó el comunicador que ganó en 2013 el Martín Fierro como mejor labor en periodismo masculino.

«La señora Kirchner impuso su inquebrantable voluntad política y Sergio Massa se rindió ante la evidencia y cambió de proyecto. Ahora en vez de aumentar 13,8% las prepagas en diciembre se va a dividir en dos meses… es un cambio muy de fondo para el bolsillo de los argentinos que están afectados por una tasa de inflación delirante», ironizó el exconductor de Radio 10 y C5N.

«Los argentinos transaccionamos sobre 16 tipos de cambio distintos y probablemente hayamos batido el récord mundial de cotizaciones, es decir, que una cosa puede tener hasta 16 precios distintos dependiendo de quien lo compre y quien lo venda. Es obvio que el asunto es un descalabro y no entiendo como autoridades que tienen un cierto nivel de sensatez como el señor Rubinstein o el propio Sergio Massa pueden convivir con semejante descalabro y no poner orden porque esto va a terminar de manera pésima», concluyó.