Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Axel Kicillof

POLÍTICA

“Me tienen podrido”: el enojo de Axel Kicillof por el debate sobre seguridad que inició Cristina Kirchner

La vicepresidenta introdujo el tema durante su última aparición en público y generó varias repercusiones, en general negativas.





banner

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se sumó este viernes al debate por la seguridad iniciado el pasado 17 de noviembre por la vicepresidenta Cristina Kirchner durante el acto por el Día de la Militancia en La Plata. En este sentido, el mandatario provincial se mostró enojado por las acusaciones en contra de su administración. “Me tienen podrido con que soltamos presos”, se despachó Kicillof.

Así se manifestó el exministro de Economía al encabezar el acto de inicio de la tercera etapa del Plan de Infraestructura Penitenciaria, junto al ministro de Justicia, Julio Alak, e intendentes bonaerenses. “Me tienen podrido con eso de que soltamos presos. Cansan con esas mentiras, cuando nosotros no tenemos esa potestad”, resaltó Kicillof sobre las atribuciones que tiene la Justicia.

En ese sentido, sostuvo que sí es obligación del Gobierno “darle alojamiento” a los presos. “Está bajo la responsabilidad de nuestro servicio penitenciario que es el más grande de Argentina y el tercero de Latinoamérica», indicó el gobernador provincial, al lanzar la nueva etapa del plan que completará 12.000 nuevas plazas en cárceles y alcaidías”, expresó el dirigente oficialista. Kicillof se refirió así al discurso de la vicepresidenta Cristina Kirchner de días atrás sobre la seguridad.

Al respecto, enfatizó: “Cuando Cristina dijo ‘hablemos en serio de seguridad’, tiene que ver son estas cosas: construir plazas nuevas, invertir y planificar en serio. No como hace la derecha”, puntualizó. “Nos referimos a contar con un Estado que invierte, planifica y construye unidades penitenciarias y alcaidías, terminando también con las condiciones precarias de detención en comisarías”, señaló.

Y agregó: “Estas medidas tienen un solo objetivo: bajar la reincidencia. Que transiten por su condena y cuando salgan no delincan de nuevo y no vuelvan a la cárcel. No queremos que las cárceles sean universidades del crimen sino que sean lugares con preparación para cuando salgan”.

Durante el acto, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos también firmó un acta de cooperación, asistencia técnica y reciprocidad para el desarrollo de acciones penitenciarias y post penitenciarias con el objeto de fortalecer la reinserción social. Lo suscribieron distintos intendentes y funcionarios de la provincia de Buenos Aires.