Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Rusia

MUNDO

Presidente cubano inaugura una estatua de Fidel Castro junto a Vladimir Putin en Rusia

«Es una verdadera obra de arte: dinámica, en movimiento, avanzando. Crea la imagen de un luchador», expresó el mandatario ruso.

Este martes, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo de Cuba, Miguel Díaz-Canel, inauguraron en una plaza del norte de Moscú un monumento al líder revolucionario cubano Fidel Castro, comprometiéndose a profundizar su amistad ante las sanciones de Estados Unidos contra ambos países.

Castro, que asumió el poder en 1959, no es conmemorado con estatuas en su tierra natal porque, según dijo su hermano Raúl tras su muerte en 2016, «quería evitar un culto a la personalidad». Pero Putin evocó su memoria cuando le dijo a Díaz-Canel que los dos países necesitaban construir sobre la «base sólida de amistad» establecida entre Castro y los líderes soviéticos.

«Es una verdadera obra de arte: dinámica, en movimiento, avanzando. Crea la imagen de un luchador», expresó el mandatario ruso sobre la estatua, que representa a Castro mirando a lo lejos. Díaz-Canel dijo a través de un traductor: «Creo que refleja la personalidad de Fidel en la lucha, como nos encontramos hoy en la lucha».

Rusia, golpeada por las sanciones occidentales por el conflicto en Ucrania, busca fortalecer los lazos políticos y económicos con otros países que se oponen a lo que llama hegemonía estadounidense. Cuba ha estado bajo un embargo económico estadounidense desde 1962 después de la revolución comunista encabezada por Castro, informó Reuters.

Al dirigirse al parlamento ruso, Díaz-Canel mostró su solidaridad al respaldar directamente el pretexto declarado por Moscú para enviar sus tropas a Ucrania. «Las razones del actual conflicto en esta zona hay que buscarlas en la política agresiva de Estados Unidos y la expansión de la OTAN hacia las fronteras de Rusia», dijo. Ucrania y sus aliados occidentales rechazan ese argumento como una justificación engañosa para una guerra de ocupación ilegal.