Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Reino Unido

MUNDO

Rishi Sunak apuntó a Vladimir Putin por su ausencia en el G20

«Reino Unido rechaza esta agresión. Respaldaremos a Ucrania mientras sea necesario», indicó el primer ministro británico.

El primer ministro de Reino Unido, Rishi Sunak, criticó este martes la ausencia del presidente ruso, Vladmir Putin, de la cumbre del G20 en Indonesia, tras pedirle al Kremlin que «ponga fin a la guerra bárbara» contra Ucrania. «Es notable que Putin no se sintiera capaz de unirse a nosotros aquí», dijo el flamante premier durante su discurso en la primera sesión de debates que se realizó en Bali.

«Quizá si hubiera venido podríamos haber solucionado algo», añadió en presencia del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, quien encabeza la delegación de su país en la cita. «Reino Unido rechaza esta agresión. Respaldaremos a Ucrania mientras sea necesario», indicó Sunak, que está en el poder hace tan solo tres semanas al reemplazar en el cargo a Liz Truss, informó Télam.

«Es muy simple: los países no deberían invadir a sus vecinos, no deberían atacar la infraestructura civil y la población civil y no debería amenazar con una escalada nuclear», añadió. Para Sunak, el régimen de Putin «aplastó la disidencia interna y se revistió de una fachada para validarse solo a través de la violencia», por lo que ahora debe enfrentarse a un «coro de oposición global a sus acciones».

La «mayoría» de los países miembros del G20 condenaron con firmeza la invasión rusa a Ucrania. Criticaron además sus devastadoras consecuencias humanas y para la economía global, según el borrador de la declaración conjunta, cuya aprobación está prevista en la cumbre.

El primer ministro, en el cargo por solo tres semanas, está tratando de lograr un equilibrio entre controlar la inflación, actualmente en más del 10%, y evitar los disturbios de los trabajadores, ya que un número cada vez mayor de trabajadores del sector público planean huelgas por acuerdos salariales que representan reducciones en términos reales de los salarios.