Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Rusia

MUNDO

Rusia acepta «la oferta de mediación del Vaticano» con Ucrania

El papa Francisco reiteró hace 10 días que el Vaticano estaba dispuesto a hacer todo lo posible para mediar y poner fin al conflicto entre Rusia y Ucrania.

Este lunes, Rusia, manifestó que acogía con satisfacción una oferta del Vaticano de proporcionar una plataforma de negociación para resolver el conflicto de Ucrania, pero que la posición de Kiev lo hacía imposible. «Por supuesto, damos la bienvenida a esa voluntad política, pero dada la situación de facto y de iure que tenemos ahora en la parte ucraniana, esas plataformas no pueden ser demandadas», dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El papa Francisco reiteró hace 10 días que el Vaticano estaba dispuesto a hacer todo lo posible para mediar y poner fin al conflicto entre Rusia y Ucrania, en una entrevista con el diario italiano La Stampa. Desde que Rusia invadió Ucrania hace más de nueve meses, varios países, entre ellos Turquía, Israel y China, se han postulado como posibles mediadores en el conflicto.

Rusia ha acusado a Ucrania de cerrar la posibilidad de entablar conversaciones al descartar el compromiso con el presidente Vladimir Putin, pero Kiev ha rechazado la idea de ceder cualquier territorio arrebatado en lo que Ucrania y Occidente consideran una apropiación de tierras imperialista.

El pontífice menciona con frecuencia a Ucrania en sus apariciones públicas y ha advertido varias veces que la crisis corre el riesgo de desencadenar el uso de armas nucleares con consecuencias mundiales incontrolables. El mes pasado, por primera vez imploró directamente a Putin que detuviera la «espiral de violencia y muerte» en Ucrania, informó Reuters.

Por otro lado, el Kremlin manifestó que la central nuclear de Zaporiyia, en el sur de Ucrania, «sigue bajo control ruso y seguirá estándolo». El anuncio llega después de que un funcionario ucraniano sugirió que las fuerzas rusas estaban preparando su salida. «No hay necesidad de buscar señales donde no las hay ni puede haberlas», expresó Peskov.