Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ucrania

MUNDO

Rusia bombardea ciudades ucranianas en el medio de la cumbre del G20

Los primeros reportes hablaban de un fallecido en Kiev. La energía se cortó en varias zonas tras los ataques.

Este martes, Rusia lanzó una nueva oleada de ataques con misiles contra ciudades e instalaciones energéticas de Ucrania. Los misiles cayeron en regiones y ciudades como la capital, Kiev, además de Leópolis y Rivne en el oeste, Járkov en el noreste, Krivói Rog y Poltava en el centro, Odesa en el sur y Yitomir en el norte.

Los primeros reportes hablaban de un fallecido en Kiev. La energía se cortó en varias zonas tras los ataques. El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, explicó que cerca de la mitad de la capital estaba sin electricidad y que dos edificios residenciales habían sido atacados en una zona céntrica.

Un corresponsal de Reuters que llegó al lugar de los hechos después del ataque dijo que unos 15 residentes se habían reunido alrededor del lado humeante de un bloque de departamentos de cinco pisos. El alcalde de Leópolis dijo que no había electricidad en la ciudad y el alcalde de Járkov, Ihor Terekhov, afirmó que las instalaciones de infraestructura crítica habían sido dañadas.

«Hay problemas con el suministro de energía. El transporte eléctrico subterráneo y el metro están parados», expresó Terekhov. Por su parte, el gobernador de Rivne, Vitaliy Koval, indicó que hubo ataques con misiles, pero informó de que no hubo víctimas en su ciudad, replicó Reuters.

«Rusia responde al poderoso discurso de presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en el #G20 con un nuevo ataque con misiles. ¿Alguien cree seriamente que el Kremlin quiere realmente la paz? Quiere obediencia. Pero al final del día, los terroristas siempre pierden», tuiteó Andriy Yermak, jefe del Estado Mayor Presidencial.

Condena del G20 a la guerra

La «mayoría» de los miembros del G20 «condenan con firmeza» la guerra entre Rusia y Ucrania, según un borrador del comunicado final negociado por los delegados de los países y que todavía debe ser debatido entre los jefes de Estado antes de ser presentado el próximo miércoles cuando finalice la cumbre en Indonesia.

«La mayoría de los miembros condenan enérgicamente la guerra en Ucrania y subrayan que está causando un inmenso sufrimiento humano y exacerbando las fragilidades existentes en la economía mundial», expresa el texto. El hecho de condenar la «guerra en Ucrania» y no la invasión rusa de Ucrania parece reflejar una intención de evitar un rechazo de Rusia a la declaración, ya que el Kremlin considera que es una «operación militar especial».

La declaración admite que «hubo otros puntos de vista y diferentes evaluaciones de la situación y las sanciones» contra Moscú, y aunque reconoce que el G20 «no es el foro para resolver las cuestiones de seguridad», afirma que esas «cuestiones de seguridad pueden tener consecuencias significativas para la economía mundial».