Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
PRO

POLÍTICA

Se reactiva la interna en el PRO con las candidaturas en la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires

Una semana movida para las principales figuras del partido fundador de Juntos por el Cambio.



La danza de candidatos para las elecciones de 2023 reactiva la interna en el PRO, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en la provincia de Buenos Aires. En este sentido, las figuras en cuestión son el expresidente Mauricio Macri; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y la titular del partido amarillo, Patricia Bullrich. De estos tres, los últimos dos ya se anotaron como precandidatos a presidente.

Por el lado de Macri, en cambio, se mantiene la incógnita respecto de si él mismo será candidato. Lo cierto es que juega políticamente de manera intensa consagrando a distintos postulantes en cada uno de los distritos. En la Provincia, la “madre de todas las batallas” al concentrar casi el 40% del padrón nacional, esta semana se consolidó el frente que propone a Cristian Ritondo como precandidato a gobernador en oposición a Diego Santilli, el avalado por Rodríguez Larreta.

Durante la semana, Ritondo se lanzó junto a sus equipos técnicos en Pinamar, en unas jornadas de trabajo compartidas con la diputada nacional y exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, quien también lo promueve. Además, el exministro de Seguridad bonaerense recibió el apoyo de Macri y de Bullrich, quienes enviaron sendos videos de respaldo.

Tras el encuentro en Pinamar, Macri recibió a Ritondo junto al diputado nacional Hernán Lombardi y al diputado bonaerense Axel Campbell el jueves pasado, conscientes de que las fotos en política hablan por sí solas. El ‘larretismo’ respondió a la movida con más recorridas por el conurbano bonaerense tanto del jefe de Gobierno como del propio Santilli.

El jueves, Rodríguez Larreta y Santilli se mostraron en Merlo, oeste del conurbano, donde recorrieron el centro del municipio y participaron de un encuentro con 80 vecinos. Ese mismo día, el alcalde porteño estuvo en San Fernando junto a la concejala Agustina Ciarletta, con quien compartió un encuentro con vecinos, además de una reunión con empresarios del sector pyme.

La disputa entre los dos sectores del PRO se desarrolla municipio por municipio, en cada una de las 135 comunas en que está dividida la provincia de Buenos Aires. Santilli fue el que largó primero la carrera y ya lleva recorrido el distrito varias veces, pero luego se sumaron otros pretendientes, como el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, también cercano a Macri, y ahora Ritondo, quien venía amagando y finalmente concretó su lanzamiento.

No menos intensa es la interna capitalina del PRO por la sucesión de Rodríguez Larreta. El actual jefe de Gobierno prefiere no bendecir a nadie y deja jugar a todos los que quieran anotarse. Jorge Macri, actual ministro de Gobierno porteño, es uno de los lanzados en la carrera, y en los últimos días recibió el respaldo explícito de Bullrich, lo que no cayó muy bien cerca del jefe de Gobierno.

Además, el ‘larretismo’ ve a (Jorge) Macri como un representante porteño de su primo Mauricio, por lo que no terminan de levantarle la mano. En paralelo surgen otros potenciales precandidatos, como la actual ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, quien si bien viene trabajando con Rodríguez Larreta hace años mantiene buena relación con el expresidente Macri, con quien ya se reunió cinco veces en el año, la última el viernes pasado.

En ese encuentro, Macri y Acuña “revisaron encuestas, dialogaron sobre el futuro electoral en la Ciudad y coincidieron en que el PRO tiene que tener una opción competitiva para retener el distrito”, informaron las fuentes del espacio. Macri le expresó a Acuña que “por trayectoria y capacidad” tiene “todo para ofrecer una propuesta interesante para la Ciudad”, y defendió su condición de “PRO pura”.

Si bien Macri ya afirmó públicamente que respalda para la Ciudad a su primo Jorge, exintendente de Vicente López, está claro que también alienta a Acuña. Por otro lado, la pelea porteña tiene otro protagonista en el senador nacional Martín Lousteau, socio de Rodríguez Larreta en el Gobierno porteño (maneja varios ministerios y el Banco Ciudad), pero quien para ojos de muchos larretistas tiene el problema, justamente, de no ser “PRO puro”.

Es en esta búsqueda de candidatos del “palo de Horacio”, como dicen en la calle Uspallata, que el jefe de Gobierno viene incluso especulando con la figura de Emmanuel Ferrario, vicepresidente primero de la Legislatura y hombre de confianza del alcalde, para que se sume también a la disputa porteña.